No sé por qué no he hecho esto antes


Casi no puedo expresar con palabras cómo me siento en estos momentos. No podría decir que estoy emocionada, orgullosa ni tampoco eufórica, sino varios pasos más allá. Hoy por fin me enfrenté a mi primera Media Maratón, queriendo las circunstancias que fuera muy lejos de casa, en El Paso, Texas, Estados Unidos.


Confieso que no dormí bien, estaba nerviosilla, con las mariposas en el estómago y dando muchas vueltas, hasta que a las 4 de la mañana (para mí) llamó mi padre ansioso preguntando si ya estábamos de camino o qué. Tuve que recordarle que la diferencia horaria era de 8 horas, ni más ni menos, y que en esos momentos estaba intentando pegar ojo. Hora y media más tarde no paraba de dar paseos por la habitación, mientras mi compañera de aventura, Siridia, se reía de mi nerviosismo. Me metí un desayuno explosivo, para sufrir lo imprescindible, una llamada desde España para dar ánimos y los últimos consejos y caminito a la línea de salida, a la que nos dirigimos trotando un poco para calentar.


Había ya bastante gente (no en vano se corrían tres carreras a la vez: 5km, Media y Maratón) y nos sorprendimos bastante del sujeto americano, que no dudaba en enfrentarse a semejante reto con zapatillas recién compradas o abrigado hasta más no poder, como si hiciera frío. A éstos me hubiera gustado verlos correr por tierras leonesas. No sé que se hubieran puesto. En fin, ya listas, yo muy emocionada, no puedo describir mis sensaciones en la salida, pero estaba flotando en una nube hasta que todo el mundo se puso serio, la mano al pecho e himno americano por delante. Desde que estoy aquí esto es una película, hay que verlo para creerlo.


Pistoletazo de salida. Allá vamos. Las primeras millas son una auténtica tortura. Empezamos bien. Me falta el ritmo, Siridia se adelanta sin remedio, me quedo en las continuas cuestas y repechos, hasta que aproximadamente en el kilómetro 5 ó 6 (esto de las millas... así no se puede) le digo que tire, soy consciente de que me enfrentaré al reto sola, aunque eso es mucho decir. Detrás de mi camiseta coloqué el logo de mi club: Nunca correrás solo, así como en pequeño por delante, en la parte baja, para tenerlo presente con solo echar un vistazo hacia abajo. Y no, realmente no estuve sola. Durante los peores momentos me acordaba de mi gente, se me vinieron a la cabeza muchas caras, y fui paso a paso, con ellos allí, aguantando repechos y subidas, una continua montaña rusa por momentos desesperante. Pero ahí fui, hacia delante siempre, hasta que aproximadamente un poco antes de la milla 8, ya en plena carretera de circunvalación, me encuentro por el otro lado con Siridia, que no me saca mucho para sorpresa mía y suya. Mientras, voy al lado de una americana que corre su primera Media también, sorprendida de que a una española se le ocurriese cruzar medio mundo para eso, qué le vamos a hacer, soy runner.


Después de la milla 8 damos un giro de vuelta para regresar a meta. Quedan por delante 5 millas que, intuyo, serán por la circunvalación, al lado del Río Grande y con Ciudad Juárez al otro lado de la valla. Las piernas comienzan a cargarse, pero me alegra saber que el ritmo de la americana ya no me vale, la dejo atrás y seguimos adelante. Pero esa Media se había obstinado en convertirse en un infierno, y lo hizo de la peor manera posible. En estos meses de entrenamiento en León me he enfrentado al frío, la lluvia, la nieve... pero el viento es otra cosa, mucho más cuando lo tienes de cara hasta el final de la carrera. Sufrí como nadie, me tiraba en los puestos de avituallamiento para beber, aunque fuera un sorbo (no me deshidraté en ningún momento), con el viento en contra, agachando la cabeza, alargando la zancada, soltando brazos... las últimas dos millas no podía más, estaba el límite. Pero seguí hacia delante, protestando interiormente (quizás debí soltar alguna burrada) cuando visualicé el último kilómetro con otra cuesta más (y viento de frente): ¡¡no podía ser!! Aguantamos el último tirón y enfilamos la calle, la meta, la gente aplaudiendo y dando los últimos mensajes de ánimo. A punto de llorar: ahí estaba mi reto tan anhelado, no podía creérmelo, y por fin cruzo meta a las 2h 28', en uno de los momentos más felices de mi vida. Mientras me quitan el chip, Siridia se acerca: en su también primera Media se la ventiló en 2h 7', un tiempazo para el terrible recorrido que tuvimos.


Y ahora, después de estirar lo indecible, de la ducha, de las bebidas, de comer un poco, ahora, recordando lo que ha sucedido apenas unas horas antes, escribiendo esta crónica, se me caen un par de lagrimillas. Era mi reto. Lo he conseguido. Y, por supuesto, no corrí sola.


22 comentarios:

CarLitros dijo...

Enhorabuena Sonia!
Supongo que habrá sido una gran experiencia. Te felicito por ello.
Me ha gustado leer la crónica y ver cuánto has luchado por llegar a meta en esas duras condiciones.
Ahora a comerte la media de León.
Un besazo

Abe dijo...

¡¡Muchas Felicidades!!
Enhorabuena Sonia en León ya serás "veterana" ;D
Un beso.

rubenlois dijo...

Oe, oe, oe, oe, OEEEEEEEEEEE.
Muchísimas felicidades. Bravíssssimooooo.
Un saludo y mi más sincera enhorabuena.

Franfri dijo...

Enhorabuena, muchas felicidades. Esta será la primera de muchas, me imagino, porque ya estarás enganchada hasta la médula. Ahora, a descansar y a disfrutar en la medida de lo posible.

Un abrazo desde "el otro lado".

Saturnino dijo...

Enhorabuena, y por doble motivo muchisimas felicidades.
Voy a ecchar cuentas para ver a que hora te llamo.
Un beso.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Lo malo de hacer una media es que te gusta tanto que ya empiezas a buscar las próximas para competir.

Estupendo debut y pese a las adversidades no te has rendido. Felicidades y a por la siguiente.

RAFAEL GONZÁLEZ dijo...

felicidades!!!
muy buen debut, y se te nota muy contenta lo que es fantástico! ya estás totalmente enganchada y a partir de ahora no hay quien te pare, seguro!!
Enhorabuena, mediomaratonera!!

Elena dijo...

Como es esa palabra...... mmmm..... ah! sí!!! Orgullo! Qué orgulla estoy, estamos de ti.

FELICIDADES DOBLEMENTE

Beatriz dijo...

¡¡Enhorabuena Sonia!! Estás hecha toda una campeona. Y luchando contra los elementos y las cuestas, que tiene más mérito aún. Que sepas que ayer durante nuestro entrenamiento te tuvimos muy presente y te mandamos ánimos en la distancia.
Muchas felicidades y ya sabes, la cuenta atrás para León ya ha empezado.
Un besazo.

SONIA dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios!!! Hoy la sensación es de euforia desatada!! Ayer por la tarde lo pasamos bastante mal por el cansancio y dolor de todo el cuerpo; estábamos a las 7 tiradas en la cama, alargando la hora de irnos a dormir. Al final aguantamos hasta las 9 y hoy hemos amanecido con algún músculo algo cargado y dolorido pero más frescas que una lechuga, y lo que es peor, con ganas, muchas ganas, de volver a calzar una zapatillas. Teneis razón, esto ya no tiene remedio: estoy totalmente enganchada!!!!
Un besazo a todos desde este otro lado!!

Sandra dijo...

¡MUCHAS FELICIDADES!, dsd el otro lado del charco. Sin duda yo tb estaba ahí.
Un besin y felices taitantos...

SIRIDIA dijo...

Como testigo de nuestra primera experiencia mediamaratoniana debo decir que yo también estoy orgullosa de las dos. Fue muy divertido contrastar culturas a lo largo del recorrido y adelantar gente cantando que parecía que soltaban sus últimas palabras antes de la gran debacle o encontrarte con unos aficcionadillos al rock tocando en pleno trayecto, además de los pompones que nos animaban tras la siguiente curva.
Y es verdad, nunca corremos solos, enhorabuena por el acierto de vuestro lema.
Próximo objetivo "El Hispánico"!!!!!
Felicidades ;)

Mariu dijo...

Princesa!!!!! Muchas felicidades! me alegro de que las pegatinas te sirvieran para alentarte cuando te faltaba el aire y para empujarte en esas infernales cuestas!!
Mil besos desde el otro lado del charco!
PD: Soy amiga de una campeona!!!!!

Anónimo dijo...

el anónimo piensa que alguien segurísimo que estaría muy orgulloso de ti, pero anda ocupado en otros quehaceres mas importantes como para felicitarte, así que me ha tocado encargarme de ello. Así pues, te felicito en su nombre y en lo feliz que se encuentra, como han dicho por ahí arriba por doble motivo. Un saludo

Mirage 2501 dijo...

De todo corazón, felicidades. Que este reto conseguido traiga muchas victorias más.
Besos y abrazos.

SONIA dijo...

Sandra, Mariu y Mirage 2501, muchas gracias por vuestra felicitación. Recordad que el 22 podréis contemplarlo en vivo y directo.
Anónimo, gracias también por partida doble:P
Siridia: vaya carrera, vaya viaje, vaya todo!!

Crazysoul dijo...

Bravo!!!me alegro mucho por el reto cumplido, sin duda conservarás ese recuerdo para siempre, guardalo bien que merece la pena.
En León ya no serás una novata, ya te has quitado los nervios del debut y eso te servirá para disfrutar un poquito más.
Saludos y espero poder saludarte en la linea de salida.

Javier HG. dijo...

HOLA SONIA, soy javier, no te conozco, y veo que te ha salido una media muy emotiva. Bueno ya estaré en contacto visual con tu blog, y mucha suerte.

Pasate por el mio y sabes lo que hago.

Un beso.

Javier HG. dijo...

HOLA SONIA, soy javier, no te conozco, y veo que te ha salido una media muy emotiva. Bueno ya estaré en contacto visual con tu blog, y mucha suerte.

Pasate por el mio y sabes lo que hago.

Un beso.

CarLitros dijo...

Sonia, te quedan cuatro días para la Media de León. Espero que a pesar de no escribir por aquí las cosas vayan bien y te estrenes ahora en España.
Un beso reina

Elena dijo...

No queda nadaaaaaaaaaaaaaaaaa. Ahí estará el equipo en línea de meta.

SONIA dijo...

Crazysoul: cuánta razón tienes! Además, ya le tengo tomada la medida a la distancia, espero no tener sorpresas. Ojalá podamos vernos en la línea de meta. Busca a la marea naranja del Nunca Correrás Solo:P

Javier HG: muchas gracias por visitar mi blog. Siéntete como en tu casa, eres bienvenido.

CarLitros: necesitaba un descanso del blog, era necesario. Y sí, ya me van quedando pocos días para la gran cita. Hoy tuve el último entrenamiento, unos 10 km "tocándome los huevos", jeje. Un paseo para soltar pierna y nervios, que ya empiezan las mariposas a revolotear en mi estómago.

Elena: nada de nada. Ya está ahí!! Jus, verás qué emoción regresar al Hispánico; anda que hicimos horas allí los fines de semana. Todavía tengo grabadas en mi memoria las magníficas carreras de relevos que hacíamos:P

Un beso para todos!!