609

609. Es el número de libros que, a día de hoy, completan mi biblioteca personal, una cantidad considerable, aunque si por mí fuera serían muchísimos más, con la consabida tortura de tener en mi poder adquisiciones que tardaría en leer o, para mi desgracia, no leería nunca. De los 609, por suerte, he leído la inmensa mayoría, y no es raro (a decir verdad es una costumbre) que dos o más libros ocupen mi tiempo, así que a pesar de todo lo que leo la literatura se ha convertido en mi blog en una asignatura más que pendiente. Pero me defiendo. Me paso el día leyendo y escribiendo sobre lo que he leído, es mi trabajo y me ocupa no pocas horas al día, así que poquitas ganas me quedan de hablar sobre lo que cae en mis manos, porque ocurre que tengo tanto que decir que necesitaría días de 48 horas para poder hacerlo, además de una fuente inagotable de creatividad. Y sin embargo aquí estamos, con unos cuantos libros encima de la mesa esperando su turno...

Card, Osrson Scott, El juego de Ender, Barcelona: Zeta Bolsillo, 2006.
No es habitual que me decante por libros de ciencia ficción pero el azar así lo quiso. Y así fue como me encontré con una historia sobre el poder, cómo ejercerlo y cómo moldear el carácter (y el destino) de un niño para usarlo como arma. Inquietante y sorprende. Y bien escrito. 
"Bienvenido a la raza humana. Nadie controla su propia vida, Ender. Lo más que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran." (p. 347)


McEwan, Ian, Expiación, Barcelona: Anagrama, 2009
Magistral el personaje de Briony, narradora de esta historia, quien realiza una profunda reflexión sobre la identidad del individuo y demuestra que la imaginación y la literatura pueden ayudarnos a saldar cuentas con el pasado. Porque es a través de las palabras como podemos exorcizar nuestros actos...

"¿cómo puede una novelista alcanzar la expiación cuando, con su poder absoluto de decidir desenlaces, ella es también Dios? No hay nadie, ningún ser ni forma superior a la que pueda apelar, con la que pueda reconciliarse o que pueda perdonarla. No hay nada aparte de ella misma. Ha fijado en su imaginación los límites y los términos. No hay expiación para Dios, ni para los novelistas, aunque sean ateos. Esta tarea ha sido siempre imposible, y en esto ha residido el quid de la cuestión. La tentativa lo era todo." (pp. 434-435)

Viejo, Teresa, La memoria del agua, Madrid: Ediciones Martínez Roca, 2009.
La novela en sí me sorprendió. Vinculada en un principio al género policiaco o detectivesco acaba convirtiéndose en una historia de terror donde las apariencias esconden verdades grotescas y trágicas. Es como asomarse al fondo de un pozo de oscuras aguas...

"-¿Por qué me has hecho esto?- le reprochó ella entre susurros.
-¿El qué? ¿Amarte? Di mejor por qué me has vuelto loco tú a mí.
-¿Qué? ¡¡La gente no se enamora así, de la noche a la mañana!!
-Yo sí, porque no tengo tiempo que perder, Amada." (p. 493)


Auster, Paul, Brooklyn Follies, Barcelona: Anagrama, 2009.
No diré que Auster es mi escritor favorito porque prefiero decir que no sabría cuál elegir, pero es una idea que ronda mi cabeza, y es que ninguno de sus libros me ha decepcionado en absoluto. Éste en particular es una suma de pequeñas historias, de personajes que sobreviven a las circunstancias de la vida, y que habitan, cada uno, su "Hotel Existencia" particular.

"cuando una persona es lo bastante afortunada para vivir dentro de una historia, para habitar un mundo imaginario, las penas de este mundo desaparecen. Mientras la historia sigue su curso, la realidad deja de existir." (p. 161)

Auster, Paul, Invisible, Barcelona: Círculo de Lectores, 2009.
Como siempre en Auster, en el límite entre la realidad y la ficción. ¿Cómo saber la identidad del narrador, si lo que nos cuenta se circunscribe a hechos verídicos o si, por el contrario, estamos ante una fantasía soñada? Imposible responder; como lectores nos vemos atrapados en la magnífica red metaliteraria tejida por Auster, en la confusión de personas y la imposibilidad de conocer. 

"Eso es un hecho objetivo, y te has pasado los últimos siete años viendo cómo los hombres se detenían en seco para mirarla cuando pasaba a su lado por la calle, has presenciado incontables giros de cabeza, rápidos y asombrados, cuántas miradas subrepticias en el metro, en el restaurante, en el cine: cientos y cientos de hombres, y cada uno de ellos con la misma expresión aturdida, empañada, lasciva, en los ojos. Sí, es el rostro que disparaba mil esperanzas, la cara que suscitaba mil ensoñaciones impuras." (p. 136)

Savage, Sam, Firmin, Barcelona: Booket, 2010.
Una delicia para los amantes de la lectura: una rata de biblioteca hecha personaje, narradora de la historia de su vida. En realidad, una reflexión sobre la literatura y la búsqueda de la identidad.

"Mi mente era un laberinto, seductor o terrorífico, según el estado de ánimo en que me encontrase. Estaba perdiendo el sentido de la realidad, y lo curioso era que no me importaba." (p. 201) 


Rothfuss, Patrick, El nombre del viento, Barcelona: Círculo de Lectores, 2009.
Me equivoqué al comprarlo, aunque debo reconocer que sucumbí a la magnífica labor del equipo de marketing de la editorial. Y según lo abrí por la primera página y me encontré con el típico mapa de escenario épico con nombres raritos arrugué el gesto y me temí lo peor. No me malinterpretéis, pero es que después de El señor de los anillos tengo el listón de la épica fantástica muy alto, y esta novela, para colmo, está mal escrita y con errores estructurales un poquito serios (como la falta de cohesión entre párrafos, ni que fueran dos libros distintos, ver para creer). La historia es un aburrimiento, muy lenta y sin aplomo ninguno; sólo se salva el personaje enigmático de Denna, la mujer que hace perder la cabeza al protagonista, la mujer inalcanzable por excelencia.

"Estuviera donde estuviese, siempre era el centro de todas las miradas. [...] No quiero decir que fuera llamativa, ni vanidosa. Si miramos el fuego es porque parpadea, porque resplandece. Lo que atrae nuestra mirada es la luz, pero lo que hace que un hombre se acerque al fuego no tiene nada que ver con su resplandor. Lo que te atrae del fuego es el calor que sientes cuando te acercas a él." (p. 483)

13 comentarios:

Jan dijo...

Buenísimos los libros de Auster, sobre todo me gustó Brooklyn Follies. De Ian Mcewan tengo para leer el último nuevo, Solar.

El de Rothfuss estuve el otro día a punto de comprarlo, pero lo dejé porque era caro y en Amazon sé que lo puedo comprar en inglés mucho más barato... lo de que se parece al Señor de los anillos me atraía, pero con lo que cuentas, me lo tendré que pensar...

Así, libros que haya leido ultimamente que me hayan gustado... Hijos del ancho mundo de Abraham Verghese, una maravilla ambientada en la Etopia de Haile Selassie... de novelas policiacas, cualquiera de Ian Rankin, y Lush Life de Richard Price (en español se llama Una vida fácil), un libro duro, pero tremendo... Ah, y Nada que temer, de Julian Barnes, una obra maestra en la que analiza en si mismo el temor a la muerte

Me apunto el de Firmin, que es de esos libros que sospechas que no te va a gustar y descartas, pero todo el mundo me lo recomienda... lo pillaré en la biblioteca

Desilusiones: el último de Muñoz Molina, que se me hizo eterno y ni me lo acabé, y uno del que vendían que era una maravilla, una obra renovadora de las letras, etc, etc, etc, Fin de David Monteagudo

Prefiero no contar libros... si junto los que tengo en casa y los que mantengo en casa de mis hijas... no sé, algunos miles seguro que hay.

Me encantan estas entradas sobre libros, yo yambién las tengo muy abandonadas.

Besos

Risco dijo...

Me encantan tus entradas sobre libros.
Me sirven de punto de referencia.Sobre todo porque, como yo, te puedes leer libros de todo tipo. Mi relación con la lectura no es ni mucho menos la de un sibarita paso de la hamburguesa al caviar según me apetezca.
Lo de contarlos tiene un punto Friki. Sólo llevo la cuenta de los últimos. Más que nada porque quiero saber si llego a 52 en un año.

Besos

CarLitros dijo...

Yo tengo uno en mi mesilla que prometo leer pronto...

Un beso enorme Medio Vecina.

Santa Biología dijo...

ME ENCANTA LA ENTRADA!!!!!!! ñam ñam ñam ñam ñam....jejej.. a ver, a ver....

El juego de Ender me recuerda a la película de la ola y la facilidad con que una ideología se puede instaurar en nuestro cerebro y como el barbecho que separa la ideología del fanatismo es extremadamente estrecho.

La Expiación me huele a existencialismo y las líneas que sacas del libro me recuerdan a el papel que desempeña el Coronel, el escritor y padre que desde las trincheras crea un estupendo y complejo sistema de aprendizaje vía correspondencia para su hija, Sofía. (Estoy hablando del mundo de Sofía y a mí o primero que me vino a la cabeza es la peli, no el libro)

Sobre la memoria del agua no se que decir porque no he leido novela negra, la verdad es que no me llama mucho la atención y eso que me gustaría leer algo de Lorenzo Silva que se que le da a esa tecla.

Brooklyn Follies.......pues???????
Peli = ¡¡Crash !!
Libro = El último del señor Reverte, El Asedio, magnífico!!! Eso sí, necesitas un índice para poder situar a todos los personajes.

Del autor de quien se ha llevado mi queso.......jejeje.....Esta rata se apellida Sartre...jeje

Pues el nombre del viento es para tí lo que para mí son los pilares de la tierra....bueno, quitando que yo este no he sido capaz de terminarlo....No hay tu tía eh, y eso que lo he intentado dos veces.

Pta: Estupendo libro que tienes entre manos y eso que fué la madre de John Kennedy Toole quien tras encontrar el manuscrito de su hijo buscarse la vida para publicarlo.....Es buenísimo, para mí uno de los mejores que han caido entre mis zarpas.

Ahora tengo entre manos la casa encendida del señor rosales.

Un saludo

RA dijo...

Acabo de terminar Cartas a Lucilo de Séneca y El vértigo de las listas de Eco y ahora estoy con 20.000 Leguas de viaje submarino de Julio Verne.

Carlosgbg dijo...

Veo que eres una lectora empedernida. Gracias por publicar entradas como esta, la verdad es que así podemos fichar algunos buenos ejemplares.
Por cierto muy buena la cita de Jonathan Swift que tienes puesta en el margen izquierdo.

Un saludo campeona!

Quique dijo...

Hola Sonia, gracias por tus comentarios sobre estos libros, tomo nota de algunos, 609 libros son unos cuantos, la verdad es que yo no se los que tengo....pero ya no se donde meterlos.

Un saludo
Quique

Cachaira dijo...

Hombre,verás tú,yo creo que si separamos por un lado lo que es el potaje propiamente dicho,y le añadimos una ensaladita de agüacates y un vinito de la tierra como que parece ya otra cosa ¿no? Yo conozco a un montón de Senecas y ninguno a escrito nada aún.
Bueno bromas aparte,denoto en vostros un lado intelectual altamente cualificado al margen del atletismo,lo admiro,yo soy más rústico y sencillo, por lo que me quedo con Alberto Vazquez-Figueroa, ok.
Jajaja, venga un saludo.

Rafa González dijo...

Un día contaré los míos..... Ah, yo tengo algún amigo que tiene 6 ó 9...:-). De los que pones he leído a Auster y a McEwan..pero hace mucho...

Un fondista de Doney dijo...

A pesar de que la lectura no es una de mis aficiones, puedo decir que he leído con detenimiento tu entrada. Te felicito por ella, porque nos has deleitado con tu gran conocimiento sobre el tema.

Un beso.

Tania dijo...

Muy buena entrada Sonia, y muy buenos libros tienes en la sobremesa.

El juego de ender, simplemente fabuloso, me encanta la ciencia ficción y este libro no defrauda, fabuloso.

Tomo nota del libro de Teresa Viejo, me encanta el género policiaco y novela negra.

Deberías una vez al mes actualizaronos y recomendarnos libros :-)

Muchos ánimos con esa tesis Sonia, aunque se vea lejano, siempre llega la hora y ya sabes que el día a día de la investigación es una montaña rusa, subidas y bajadas, pero hay que aguantar que al final se llega a la meta (nunca pensé que llegaría jeje pero se llega)

bss
Tania

p.d. gracias por la felicitación

Víctor N. dijo...

Muchas gracias Sonia por tus recomendaciones.

Ahora que tengo más tiempo me apunto El juego de Ender y Brooklyn Follies.

Interesantisima entrada.

Un saludo

A de la Mata. dijo...

Estas muy documentada, no hay duda. Hay que doblar esa cantidad. Tb, te tienes que recuperar de tus dolencias. Muchas gracias por la recepción de hace una semana. Un beso. A de la Mata.