XIII Media de La Bañeza: y al final hubo épica...

El domingo era consciente de mi estado de forma, del cansancio que a estas alturas de la temporada arrastro y de que no llevaba la media preparada en condiciones, todo eran dudas y nerviosismo; tenía un poco de miedo por no saber cómo aguantaría y hasta cuándo me durarían las fuerzas. Con esa fiesta encima me presenté en La Bañeza con mis padres, al encuentro de los amigos, de las charlas, las fotos, los ánimos... Llega el momento de vestirse de corto y ponerse a calentar, pero ¡horror! A 10' de empezar me doy cuenta de que se me ha olvidado ponerme el dorsal. ¡Qué desastre! Si es que es mejor dejar los nervios en casa...

Pasada un poco la hora se da la salida, mi padre a mi lado dispuesto a hacerme de liebre (le gustó la experiencia berlinesa con Makau), sin duda todo un apoyo y seguridad por si vienen mal dadas. Salimos en el furgón de cola, tranquilos, dispuestos a afrontar los primeros cuatro kilómetros por la localidad para salir después hacia la comarca de La Valduerna. En el primer kilómetro marcamos 5'07", mi padre avisa de que vamos rápido, pero ya no pienso en eso, estoy totalmente concentrada en dar una zancada tras otra y escuchar mi cuerpo. Me encuentro bien, alcanzamos la carretera dentro de un amplio grupo y a partir de aquí todo es un correr a ritmo constante, siempre entre 5' y 5'15", aguantando los pequeños repechos, procurando no perder mucho tiempo en los avituallamientos.

Corriendo por La Bañeza. Foto cortesía de mi madre, Ángeles.

Pero llegamos al km. 9 y empiezo a ser consciente de que no aguantaré a ese ritmo toda la carrera, no tengo piernas para tanto. La cabeza retoma el testigo y me concentro en pensar de dos en dos kilómetros. Es así como me preocupo por llegar al km. 11 entera, aunque en el 12 comienza de verdad la crisis. Sé que no tengo fondo para aguantar lo que me queda y hay que tirar de cabeza, cabeza y más cabeza. Llegamos al 13 y pongo el punto de mira en el 15 como tope final para mantener el ritmo. Aquí es fundamental el trabajo de mi liebre, mi padre, cuyo hombro veo ligeramente por delante, como sólo él sabe acoplarse a mi paso, como tantas y tantas veces entrenamos durante nuestra particular gesta, su constante ayuda en los avituallamientos, sus palabras de ánimo. Ya hubiera querido Makau ese lujo...

Continuamos adelante mientras me concentro en pelear cada kilómetro sin mirar el crono general. Tan solo había pensado echarle un vistazo en el km. 20 para ver si conseguía estar cerca de 1h48' y tener unos 5' de margen para bajar mi marca, pero era un dato orientativo, ese día la guerra era otra, contra mí misma, contra el cansancio. El avituallamiento del km. 16 se me atasca con esa puñetera subidilla que siempre se me agarra. Me cuesta volver a coger resuello mientras mi padre espera pacientemente botella en mano. Y cuando llegamos a la carretera general, que pica para abajo, dejo de pensar y fuego a la canoa, a dar todo lo que me queda, es el momento de tirar de corazón. Pasado el 19 se acerca tranquilamente Rodrigo Gavela, quien nos anima a mí y a otra mujer y nos avisa de que vamos en el top ten de mujeres. Pero tampoco lo pienso. Muscularmente voy muy al límite y con serios avisos de problemas físicos un tanto importantes. 

Hasta que en el km. 20 llegamos a La Bañeza, miro el crono como me había prometido y, sencillamente, no me lo creo: 1h42' aproximadamente. Sin querer me sorprende mi iPod con la canción con la que entré en meta hace justo seis meses en el Retiro, con mi padre de nuevo al lado, y no puedo evitar sentir lo que sentí aquel día. Por fin vemos el arco de meta, mi madre inmortalizando el momento y el crono parado en 1h48'35", no solo consiguiendo MMP, sino bajando de 1h50', algo que desde luego ni siquiera osé pensar en conseguir.

Felices, como no puede ser de otra manera.

Lo que sucedió después fueron todo anécdotas. La comida con los amigos del Nunca viene a demostrar, una vez más, que lo importante no es correr, como tampoco lo es quedar cuarta de mi categoría, que me nombren tercera en la entrega de premios y que suba un compañero a recoger mi copa porque yo estaba en la ducha (o intentándolo). Desde aquí agradecer a Jose Luis que subiera al pódium a recoger mi premio, que ya descansa en casa, aun sin saber si me correspondía a mí o no. En este caso, un punto negativo para la organización por el fallo y, por supuesto, una tarjeta roja como una casa porque en vez de ducharme me pasé más de media hora intentando averiguar dónde se duchaban las mujeres, por qué los vestuarios femeninos estaban ocupados por hombres, por qué debía esperar a que ellos acabaran (aunque hubo algún iluso que sugirió que entrara con ellos), por qué nadie supo darme una solución y por qué me tuve que largar a la comida de mi club sin mi preciada ducha. Creo que después de 21 km en las piernas ni yo ni ninguna de las mujeres que allí estaban nos merecíamos tal trato. Queda dicho. Ahora a descansar y a por el último reto de la temporada: ¡nos vamos a cazar el dragón!

22 comentarios:

Abe dijo...

Enhorabuena por tu nueva MMP, lo de no "correr nunca solos" en tu caso va más allá de ser el nombre del Club, y no me refiero a tener al lado a tu padre o a cualquier otro compañero, me refiero a tu "sonrisa", no dejes de llevarla en todas las carreras Sonia, nos ilumina el camino.
Mil besos!!!!!!!!!!

Abuelo Runner dijo...

Si lo digo yo.. las marcas salen solas..cuando menos te lo esperas zzaaasss MMP, por mi parte felicitarte y otro reto mas cumplido en este año... SONIA y otro podium no?

Jaime N@v dijo...

Felicidades!!! que bien tu MMP, Genial!!!

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Sonia, fenomenal desde luego tienes una progresión de vértigo, por muy buena liebre que lleves, que desde luego es la mejor, eres tú la que te llevas a meta.

Da gusto veros en esa foto sonrientes y marcando ese tiempo.

Lo dl post carrera no tiene perdón, esa falta de respeto que se repite carrera tras carrera hacia las corredoras.

Besos

maratonman dijo...

Simplemente una maravilla.No dejas de sorprenderme,FELICIDADES y encima sin el entrenamiento adecuado lo que deja a las claras que tienes aun mucho margen de mejora.Que maravilla...gracias por sorprendernos una vez mas.

RA dijo...

Esa marca se veía venir, nadie dice nada para no meter presión pero todos pensamos lo mismo desde hace tiempo. Digo yo que ese sub 1.45 para cuando...

Pingüina Veloz dijo...

Enhorabuena Sonia! Munudo carrerón. Muchas felicidades por esa MMP. Que hubieras hecho de haberla preparado mejor? Miedo da!!! ;)

Un saludo

Raúl dijo...

Correr sin presión es lo mejor que hay porque luego salen las marcas (y además la alegría es doble). Felicidades Sonia

Antonio Morales dijo...

Felicidades Sonia, gran carrera y encima con podium. Y con esa liebre a tu lado debe ser un placer. A seguir así.

Pingüino Diesel dijo...

Tu no sales a correr....sales a "machacar" el asfalto... uff!!!
Lo de las duchas no se ni como catalogarlo, por la organizacion..pero mas aun por esos "gallos de corral". Me siento abochornado...

Tania dijo...

Felicidades Sonia!!! ya te dije que volverías con una mmp!!!
Disfrútalo mucho y a seguir así,
bss
Tania

Jan dijo...

Tiempazo... menuda progresión llevas.

Una pasada

besos

Mujeres Running dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mujeres Running dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SONIA dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios y por las felicitaciones por mi MMP, sin duda son un gran apoyo. Sobre el sub 1h45' debo decir que ya tengo fecha para intentarlo, será en la Media de León del año próximo.

Un fuerte abrazo a todos!!

A de la Mata. dijo...

Sonia: He llegado un poco tarde. Te felicite al teminar y lo vuelvo a hacer ahora. Muy buena tu progesion. Sigue asi, para lograr lo que te propones dentro de medio año. Un Abrazo. A de la Mata

Beatriz dijo...

¡¡Enhorabuena Sonia!! Siempre es un placer que compartas con nosotros tu progresión para llegar a ser una corredora experta ;-).
Un beso y ánimo para la caza del dragón.

Saturnino dijo...

Hasta marzo aún te queda tiempo más que suficiente para entrenar y correr alguna carrera en la que acumules la experiencia necesaria para conseguir el objetivo con la modestia y el esfuerzo de los corredores populares.
Y por supuesto espero estar a tu lado, puedes contar con mi experiencia.
Un beso.

SONIA dijo...

Ahora más que nunca, gracias a los tres por vuestras palabras. Desde luego aquí seguiremos, trabajando con la misma ilusión y humildad que siempre.

Un beso!

CarLitros dijo...

Querida Sonia, dejo el comentario más que nada para que sepas que ya he leído la crónica. Lo que pienso de esto te lo he dicho muchas veces. Enhorabuena Medio Vecina.

Besos!

Risco dijo...

Felicidades y mucha suerte con el dragón de este año. Que es flaco, viejo y está afónico.

Manuel dijo...

Felicidades por esa marca, he empezado a seguir tu blog y me gusta mucho, te invito a que sigas el mio.
Un saludo.