De cabeza

De cabeza... llego al borde del trampolín, me asomo, evalúo la altura, me preparo.

Puedo tirarme DE CABEZA, vencer el vértigo...
o ser incapaz de hacerlo,
a pesar de intuir cuántos ratos buenos me esperan abajo.

Puedo intentarlo una y otra vez
y terminar siempre postergándolo,
o pedir ayuda a alguien para que me espere abajo
con los brazos abiertos,
o necesitar un buen empujón para paliar
el arrojo que me falta.

Puedo, sencillamente, sentarme a observar, desde la altura,
desde otra perspectiva,
lo que la vida me ofrece: nuevos encuentros, desencuentros,
amores, desamores, complicidades...
nuevos conflictos que (para no variar)
me traerán DE CABEZA.

Con estas palabras describe Teresa Nieto su espectáculo titulado De cabeza que pude ver ayer en el Auditorio Ciudad de León en compañía de mi madre y Aitor. Una representación oportuna para realizar ciertos exorcismos, indicada para curas psicológicas y mentales, una invitación a la reflexión de nuestras relaciones sociales.

De cabeza nos lanzamos al laberinto diario, a esos conflictos de los que nos habla Teresa, aquellas pautas que nos gobiernan, nos impulsan, desesperan. Y de cabeza, sin pensar en una piscina vacía que acaso nos acoja, nos dirigimos sin pensar, infelices consecuencias.

¿Y Calixto? ¿Y Clara? ¿Quién de los dos se tiró de cabeza? ¿Quién confundió los silencios y se cansó de esperar? ¿Quién habitó esa piscina vacía? Quizás ella se fue y Calixto alimenta un amor perdido cada día. O quizás Clara aprendió a reconocerse en aquella fotografía
y hoy viven felices para siempre. Quizás y siempre. Infeliz dicotomía.


video
Vídeo perteneciente a la página web de la compañía de danza de Teresa Nieto



5 comentarios:

Franfri dijo...

Hay que tener cuidado con esos tirarse de cabeza adonde sea, a lo que sea, pues nos podemos llevar más de una sorpresa. También hay que tener cuidado con no hacerlo, ya que, de lo contrario, nos quedaremos como estatuas, inertes, inmóviles, sin opciones de avanzar ni de conseguir las metas que nos propongamos.

La otra noche vi una serie en la que una saltadora de trampolín se tiraba de cabeza a la piscina ... sin agua ...

Chungo.

Tú tienes buena cabeza ... ya sabes.

Un beso

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Yo sólo hay un sitio al que me tiro de cabeza sin pensarlo:

Una carrera en la que hagan sorteo de jamones.

Hay que disfrutar de los espectáculos. Nosotros tenemos a la vista un concierto en los Jardines del Generalife en Granada a final de junio. No se puede ir a muchos pero de vez en cuando sienta muy bien.

A disfrutar, con cabeza, ¿eh?

CarLitros dijo...

Un buen espectáculo con una buena compañía. Parece que lo disfrutaste mucho.

Espero que poco a poco se te vaya curando el tema de la rodilla y te tires de nuevo a entrenar.

Un beso

rubenlois dijo...

Hola Sonia.
De CABEZA, nada más y nada menos que como voy yo ahora por la vida. No quería dejar pasar un día más sin saludarte.
Un abrazo fuertísimo.

SONIA dijo...

Franfri: ¿De cabeza sí o no? Difícil tesitura... Lo reflejó muy bien el espectáculo de Teresa Nieto.

Gregorio: creo que todos iríamos de cabeza a una carrera con sorteo de jamones. Espero una crónica de ese concierto en el Generalife.

CarLitros: me encanta el teatro, por eso pongo mente y corazón cada vez que asisto a algún espectáculo. Y por supuesto con la rodilla también. Va viento en popa...

rubenlois: después de tanto tiempo bienvenido por esta "tu casa". Espero que ese ir y venir de cabeza sea productivo.

Un saludo a todos!!