En cuanto a fiestas se refiere...

Llevo tiempo con esta historia en el cajón, buscando el momento adecuado para contarla. Y creo que es éste, antes de disfrutar de unas merecidas vacaciones. Hará por lo menos un mes cuando organizamos una fiesta de cumpleaños sorpresa para una de mis amigas, Elena: una sencilla comida campestre (vale, sencilla no es la palabra, ella bien lo sabe) en La Candamia, lugar de recreo dominguero y donde un runner leonés que se precie de serlo lo conoce a la perfección. La comida fue todo un éxito, la reuniones con los amigos siempre lo son, y pudimos disfrutar de un estupendo día si no hubiese sido por cierta fiesta que, a mi modo de ver, vino a aguarnos la nuestra (aunque soy consciente de que parte de mis amigos lo pasaron de lo lindo). A primera hora de la mañana ya estaba montado el escenario, muy cutre, y a lo largo del día fueron llegando todos los amiguitos. Aparcaron sus coches en el parque, con sus perritos peleándose por el medio, niños pasándoselo como enanos, la barbacoa y un regalo imprescindible para todo aquel que se arrimara: una plantita. No en vano, la festiva reunión se celebraba en honor a ella: la marihuana. Así es, las familias de los domingos, las fiestas infantiles y nosotros compartimos espacio y humos con los amigos de María. Fantástico. Mucho más que se permita tal celebración en un espacio público, sobre todo cuando no me parece nada inocente. Entiendo que cada cual es muy libre de hacer lo que le dé la gana, pero resulta que a menudo es a costa de las libertades de los demás. Y yo creo recordar que no acudí ese día al parque a escuchar música de... a escuchar eso, muchos menos a ver cómo se fuman hasta los cardos. Y sobre todo, no acudí a ese parque a ver esto:

La calidad de la foto no es muy buena pero lo que se puede apreciar es un juego infantil ameno y educativo: una mamá ayuda a su hija, que no pasa de cuatro añitos, a "darle una calada" a un porro gigante, de juguete obviamente. Muy gracioso el invento; puedo asegurar que la niña, haciendo las delicias del personal ("¡pero qué niña tan mona!") se lo pasó piruleta llenando el trasto de polvos de talco y haciéndolo "humear". No se puede decir que tanto la madre, como en un futuro su hija, no saben hacer la o con un canuto. Un aplauso

9 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

¡Vaya ejemplo! Cría cuervos y te sacarán los ojos. Las cabezas de algunos/as las tienen en la cavidad renal.

CarLitros dijo...

En fin Sonia, esta vez no sé qué decirte. Es un debate con tantos matices y tantas posibilidades argumentativas, que me voy a limitar a decir que si alguna vez voy a León intentaré hacer un rodajito por ahí...

Un beso Medio Vecina !!

Saturnino dijo...

Salí ese día a trotar por ese paradisiaco lugar, y no voy a decir en público lo que pensé, pero estoy de gestos y mariconadas a hasta los mismos; me imagino el mismo lugar organizando una misa campestre, los habituales habría lenvantado el grito al cielo.
Esto es España, la España de la pandereta, que pena.
Un beso.

Elena dijo...

La foto tiene cero de calidad, pero he de decir, como fotógrafa, q fue por intentar dar el zoom al máximo y no perder detalle de tal estampa. En fin, un día peculiar, la comida, por supuesto q no tuvo nada de sencilla, ja! Eso sí, estuvo genial ver como mis amigüitos, sobre todo mis muxaxitas, me preparaban ese día, sólo puede decir genial. Quitando ciertos matices, no sé, luego la gente se altera por auténticas tonterías y ésto les parece de lo más cómico!
Un besín Binomio

Anónimo dijo...

Y si encima se dan por el culo Zapatero les nombra ministros. Ruego disculpéis la burrada pero tenemos lo que nos merecemos. Creo que el gobierno ( o como queráis llamar a lo que tenemos en este país) debe de meterse de una vez por todas a cortar botellones y drogas varias o nuestros jóvenes serán unos enfermos dentro de unos años.

Rafa González dijo...

Yo lo de la fiesta de la maría no lo veo mal. Cada uno que haga lo que crea más conveniente. Cada uno, mayor de edad y responsable, claro, porque a los niños hay que PROTEGERLOS, y jugar con porros, cigarrillos o lo que sea poco les protege. En fin , yo creo que lo de esa "madre" es vergonzoso. Ella que fume lo que le salga de ahí abajo, pero lo de na niña no tiene perdón....

SONIA dijo...

Gregorio: creo que tienes toda la razón. No puedo añadir nada más.

CarLitros: te aseguro que cuando vengas te llevaré a trotar por la Candamia y los pinos, te va a encantar!!

Saturnino: para bien o para mal se sacan las cosas de quicio siempre. Mala suerte.

Elena: sí que fue un gran día y la estampa en cuestión... lamentable, pero bueno, ahí estaba el binomio trabajando en conjunto como siempre. tú haciendo la foto y yo escribiendo el pie, jeje.

Anónimo: lo que opinas es de difícil solución. Desde luego algo va bastante mal con lo jóvenes, pero yo creo que la raíz no está en el gobierno, sino en lo que refleja la foto: una total falta de educación.

Rafa: estoy de acuerdo contigo. A mí no me molesta que la gente haga las fiestas de lo que le dé la gana. Lo que no veo bien es que se utilice un espacio público para eso y además se pervierta la libertad de un niño.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.
Un beso!!!

Abe dijo...

Me había quedado pendiente de leer esta entrada, he estado un tiempo un poco desconectado.
En cuanto a la "fiesta" paralela celebrada al lado de la vuestra, está claro que se produjo una "infracción grave recogida en el artículo 25.1 de la Ley Orgánica 1/1992 de 21 de febrero sobre seguridad ciudadana", para esas infracciones se recogen multas de 300 a 30.000 euros, que no son moco de pavo. Claro que para ser multados deben ser denunciados, muchas veces tenemos las leyes pero no las usamos.
Ahora bien podríamos abrir un debate estéril sobre si el consumo de cannabis en público debe dejar de ser sancionado o no, sobre si sus supuestas cualidades benéficas lo son más que las supuestas cualidades maléficas. Solo hay una realidad hoy por hoy en España y en nuestro entorno está prohibido su consumo público y punto.
En cuanto a la "supuesta madre" jugando con el super canuto con su "supuesta hija", es un gesto poco acertado que nos da la razón a quienes pensamos que la sociedad debe inmiscuirse más en la educación de nuestros niños y jóvenes, solo hay una imagen que me preocupa más, la de un abuelo haciéndose una foto con su nieta de unos 3 años y las escopetas...
A los niños se les debería dejar de lado de ciertas "costumbres" de adultos.
Un saludo.

Abe dijo...

No puedo irme sin referirme al sutil comentario del tal "anónimo", bajo ese "manto" que da el anonimato se esconden no pocos valientes, este es el país en el que vivimos.
Es una pena tener las ideas tan claras, escribirlas y no ser capaz de firmarlas, un consejo, sal del armario no es tan difícil.
Se te disculpa que seas un burro, eso no tiene remedio, cada cual es fruto de su deficiente educación. A mí al escribir se me "olvidan" las tildes y a ti el respeto hacia el ser humano sea cual sea su condición sexual.
Eso no se puede disculpar, a mí particularmente ese comentario sobre la "sexualidad" de algunos, me dice mucho de ti, imagino lo que dices de las mujeres de éxito o con poder...
Un saludo.