Getafe. Pronóstico reservado (II)

Sinceramente no tengo ninguna gana de sentarme a escribir esta crónica, ni tampoco sé muy bien qué decir porque ni yo misma sé cómo me siento. En un principio ni siquiera iba a escribirla por aquello de si no tienes nada que decir mejor no abras la boca... pero como ciertas pulsiones siempre amenazan con salir a la superficie aquí me hallo, sentada delante de una página en blanco que me gustaría siguiera tan inmaculada como antes.

La comunidad bloguera

El fin de semana comenzó bien, con una buena comida en compañía de los amiguetes del Nunca correrás sólo, en la que como siempre los proyectos de futuro, debidamente documentados en acta, fueron tema de conversación además de chorradas varias con las que siempre amenizamos nuestras "reuniones". Emplazados para el domingo, teníamos una quedada bloguera especial en la que ponernos cara... Muchos fuimos los que nos encontramos allí, casi prefiero no nombrarlos por si me dejo a alguien, y la verdad es que me alegro muchísimo de haberos conocido in person a todos. Mientras, la procesión iba por dentro... Si bien había conseguido llegar "intacta" a la cita de Getafe, según sonó el despertador a las 8 de la mañana un aluvión de nervios se tornó en histerismo incontrolado... Aquello era algo más que mariposas en el estómago, y cuando me encuentro en este estado de psicosis la "empanada mental" o la "memoria de pez con alzheimer", hay para todos los gustos, me juega malas pasadas, como por ejemplo olvidarme el iPod en casa cuando era herramienta im-pres-cin-di-ble en esta Media larga y ardua... Vaya, la carita de gilipollas que se me quedó cuando descubrí el pastel era digna de fotografía...

Los guerreros del Nunca

En estas me planto en la línea de salida, entre los compañeros del Nunca y el dúo TaniaJan bajo la tutela de Risco, su liebre, además de Pepemillas, a quien me alegró muchísimo verle allí. Pistoletazo de salida a su hora, mi padre que se gira para desearme suerte, el dúo y la liebre tiran delante y Pepe y yo, compañeros de fatigas, nos lanzamos a ritmo de 6', tranquilamente, para entrenarnos esta Media. Esperaba de verdad poder tener un mínimo de suerte, por una vez, y que las molestias me dieran cierta tregua... pero en el km3 hicieron su aparición amenazándome con quedarse toda la carrera. Sencillamente no me lo podía creer... me enfrentaba a 18km de mucho dolor, aquello prometía una minutada considerable... Poco a poco fui perdiendo el ritmo, el fuelle y la paciencia... me pesaba ir arrastrando a Pepe en un ritmo demasiado lento para él. La pierna derecha, forzada en un intento de acomodar la maltrecha izquierda, se empieza a cargar a pasos agigantados, y lo mejor de todo es que ni siquiera hemos llegado a mitad de carrera. No sé si reírme, echarme a llorar o marcharme a mi casa y no volver a coger una zapatilla nunca más...


Mi cabeza empieza a pensar... la situación en la que estoy se puede calificar de dramática, tengo otro puñetero Dragonte encima y es necesario un análisis de la situación. El ritmo al que vamos es cochinero a más no poder, pero aun así cada paso me cuesta el doble que el anterior, es como si no hubiera entrenado en mi vida... Cada vez siento más y más pinchazos que salen disparados por toda la pierna y la espalda. Los primeros nos quitan las pegatinas en el 10. Ante mis ojos veo un puesto de fisioterapia. Pepe me mira de reojo y me pregunta si paramos. Y le digo que no. En realidad empiezo a ser consciente de que no acabaré esta carrera, la idea está ahí, pero me niego instintivamente a aceptarla, no quiero irme... ¿Cómo abandonar? ¿Cómo hacerlo cuando uno lucha por terminar, por cubrir cada kilómetro paso a paso? Pero el cuerpo dice ¡basta! No aguanto ese maldito dolor... Me sabe muy mal por Pepe... Y sin embargo le dejo irse en el km 12, donde definitivamente me salgo de la carrera.


De camino al estadio ya se me caen un par de lágrimas... Abandonar es una cosa. Aceptarlo otra. Y cuando llego donde está mi mummy sale la rabia, la tensión y todo un cúmulo de sensaciones y sentimientos que descargo en su hombro mientras me abraza... No me lo puedo creer... El resto del día transcurre en una especie de nebulosa, hasta que llego a casa realmente triste, consciente de que todo el trabajo hecho no ha servido prácticamente para nada. Mañana toca fisio, a ver qué tengo y para cuánto tengo. Y después... después ya veremos. De momento el pronóstico reservado se hace realidad.

32 comentarios:

Pepemillas dijo...

No estés triste ni decepcionada contigo misma. ¡Eso nunca!
Sonia: Lo hiciste muy bien. Más que bien. Soportaste más de lo que cualquiera hubiera aguabtado seguramente. Y me incluyo yo que me retiré a menos de la mitad de una carrera de 6 kilómetros el año pasado. El calor me venció.

Tuviste agallas, te lo digo una vez más. Muchas agallas.

Ahora preocúpate sólo de recomponerte y emplear el tiempo que te manden. La Sonia que veremos después, es la que quiero ver yo. La Sonia que sé que hay ahí. No le des vueltas al tarro con aceptarlo o no. Lo creas o no, has dado otro paso adelante. Has luchado contra el dolor más tiempo de lo que cualquiera lo hubiera hecho.

Un beso muy fuerte, ánimo y... ¡¡pa'lante más que nunca!!

A ver ese fisio qué te dice.

Jan dijo...

Sonia, tienes que estar no triste, sino contenta. Contenta de haber luchado contra tí misma, y de haberte vencido durante 10 interminables kilómetros. Y tienes que estar orgullosa de ti misma, porque lo que está claro es que el corazón, las ganas y el pundonor lo tienes de sobra. Te fallaron las fuerzas, pero eso puede arreglarse.

Y como no tienes ninguna prisa, ve poco a poco, que a medida que vayas cogiendo fondo, irás superando tus temores.

Un secreto entre tú y yo :) ayer me desperté a las 5 de la mañana, acojonado (con perdón) pensando en que me pasaría si volvía a hundirme en el km12 como en la media de Villaverde. Llegando a ese kilómetro en Getafe iba medio temblando, todo estaba en la mente... pero tenía a Risco haciéndome bromas y a Tania sonriendo a mi lado y lo pude superar sin que se dieran ni cuenta. Ahí supe que llegaría a meta...

Pues eso, que te queda mucho por delante. Y algún día llegará tu kilómetro 12...

Y que ya hablaremos, porque me habeis dejado con unas ganas de correr la media de León...

Un besazo.

Risco dijo...

A veces hay que parar y nos ponemos tristes. Pero como corredores sabemos que las cuestas pasan y que pronto llegarán mejores momentos.
Te lo dice alguien que tardo cuatro años en acabar su maratón.

Se ofrece liebre baratita y animosa.

N.G. dijo...

Sonia, el cuerpo es sabio y si disparó la alarma en forma de dolor para que parases lo hizo por algo. No te machaques mentalmente porque porque tu cuerpo haya disparado una alarma. Ahora a un buen fisio que haga bien su trabajo. A recuperarse bien y a salir reforzada de esta carrera. Los kms que llevas encima no te los quita nadie, así que ahora a recuperarse bien y a mantener el tipo.
Servando y yo, nos acordamos de vosotros en nuestro reconocimiento del recorrido de la II MM León.
Un abrazo muy fuerte y queremos ver pronto a nuestra mejor Sonia.

ZAPATOVELOZ dijo...

Lo siento mucho Sonia,pero no pasa nada por tener una lesión o abandonar una carrera.
Solo no se lesionan los que se quedan tumbados en el sofá viendo la tele.
De todas ésta cosas saldras fortalecida ya lo verás.
Mucho ánimo y un abrazo.

VICMAN dijo...

Te lo noté en la mirada cuando te pregunté qué tal te había ido y me dijiste que te habías retirado en el 12.

Sabía que la rabia y la vergüenza se habían apoderado de tu interior.

Podría darte palabras de ánimo, pero yo experimenté esa sensación justo hace un año en Santa Pola (también corrí lesionado y padecí una superpájara) y, por mucho que me intentaron animar, lo que mejor me vino fue:
1º Repasar los errores fría y tranquilamente.
2º Intentar quitame la espinita lo antes posible.

Si necesitas cualquier cosa ya sabes donde encontrarme.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Te comprendo perfectmente: en una carrera de 10 km que me estaba saliendo un tiempo para mejorar marca rompí el gemelo y menos mal que me retiré porque pudo ser aún peor. Dicen que una retirada puede ser una victoria.

No le des más vueltas porque no hay marcha atrás y mira el aspecto positivo porque de toda situación se pueden sacar conclusiones.

Espero que sea leve.r

Sandra dijo...

Sister, a recuperarse q es lo más importante. Y a seguir pa'lante!!
Un beso, esta vez más grande.

Quique dijo...

Mucho ánimo Sonia, abandonar en carrera es de valientes, ahora solo trata de recuperar y alejar ese dolor, fisio, hielo, traumeel...

Yo te ví un tanto preocupada durante la carrera pero no pensé que era tan jodido...las lesiones son como las cornadas de los toreros....vamos acumulando cicatrices y seguimos para adelante.

Un saludo
Quique

biciatleta25 dijo...

Hola guapiiiisima, lo primero me alegro haberte conocido en persona, ya tenía ganas de conocer a la valiente Sonia que venció al dragón, porque lo vencistes ;-)
Lo segundo, nunca, nunca te vengas abajo por una situación de estas, todo lo contrario, coraje y pa´lante. Aunque creas que no, estás trabajando mucho y bien, y si vale lo que estás haciendo aunque ahora no lo veas, la adaptación es larga y costosa.
Todos hemos tenido momentos de estos y seguiremos teniéndolos, como le digo a mucha gente, la última mi mujer, bienvenida al mundo del maratoniano.
Ahora al fisio que te vean y a sonreir que lo cura todo ;-)))

Un beso y mucho ánimo.

Saturnino dijo...

Si para tí ha sido difícil escribir esta entrada, para mí no lo es menos dar mi opinión; nosotros, los corredores populares nunca fracasamos, hacemos esto porque nos gusta y ponemos todo nuestro corazón en ello, por eso nos duele cuando las cosas no salen bien, nos creamos espectativas que a veces se tuercen pero por eso no se acaba el mundo; de esta triste experiencia tienes que sacar más fuerza y seguir después con más ímpetu.
Hace poco tiempo, muy poco, poníamos el contador a cero y volviamos empezar, pues ese contador apenas se había movido. No pasa nada.
Un beso.

Crazysoul dijo...

Me gustaría decirte que no pasa nada, que es una tontería, que otra vez sera y así hasta cientos de tópicos, pero si pasa, pasa que en esos momentos es cuando nos quitamos máscaras y somos nosotros mismos, y cuando una persona es capaz de sufrir tanto en una carrera cuando no se dedica a eso de correr, se merece el más grande aplauso y toda la admiración del mundo.
Es hora de hacer borrón y cuenta nueva Sonia, de olvidarte de historias y de luchar por lo que realmente quieres. Si lo que quieres es correr, corre. Todo en esta vida tiene arreglo menos una cosa, pero no es el caso. Ármate de paciencia, dejate aconsejar por los que saben y actua en consecuiencia. Eres valiente, muy valiente por ser capaz de escribir esta crónica y de sacar lo que tienes dentro.
UN APLAUSO AMIGA, SIGUE ADELANTE.

Un fondista de Doney dijo...

Me siento orgulloso de tí, de tu más que sobrado espíritu de lucha que has mostrado a todo el mundo y a tí misma. Tomaste una decisión dura pero inteligente a la vez. Cuando se está sufriendo más de la cuenta, es mejor parar. Prolongar la agonía, puede suponer agravar la lesión. Piensa que esto no es una derrota, sino una tregua que das y que cuando te recuperes continuarás. Es importante el diagnóstico que te haga tu fisio y el tratamiento que te ponga. Sé obediente, no tengas prisa, que lo importante es recuperarse bien. Cuando al recibir un golpe se hinca la rodilla, hay que aprovechar la postura para volver a levantarse. Piensa que... "Nunca estarás sóla".

Un beso.

More dijo...

Sonia:

A veces las piernas nos juegan malas pasadas,cuando mejor crees que estas,zass!! aparecen pinchazos y demas dolencias,a todos nos ha pasado alguna vez,pero piensa que es solo una carrera y que tendras otras muchas mas para demostrarte a ti misma que puedes,valentia y fuerza no te faltan,aguantar el dolor durante 9 km dice mucho de ti,quizas los nervios antes de las carreras te afecten pero son normales,todos los tenemos y ansiamos escuchar el pistoletazo de salida para empezar a correr.
Sonia,de veras,no te desmoralizes que solo una carrera y bastantes preocupaciones tenemos ya en la vida para que nuestro hobby tambien nos afecte,corre y disfruta, pero no abandones estas caidas nos hacen mas fuertes.

Un beso y mucho animo.

gargar dijo...

Sonia, yo no te voy a decir que tienes que estar contenta. Por que entiendo que no lo estés, yo en tú lugar tampoco lo estaría. Pero no por haberme retirado, era inevitable, y ya soportaste suficiente dolor durante demasiados kilómetros (echándole 2 narices), sino por estar lesionada.

De todas formas, si la lesión no es grave, y no te hace parar mucho, el trabajo hecho sigue ahí. Y este no era el objetivo principal, sino León. Así que todo el ánimo del mundo.

Por lo que llevo leido en tus entradas, se que si la lesión no es grave lucharás por tu objetivo "a tope". Está claro que para nosotros esto es una afición, pero en contadas ocasiones nos lo tomamos demasiado en serio, es normal...

Un beso y adelante.

Davide dijo...

Mucho ánimo Sonia. LLevo tiempo siguiendo tu blog pero es la primera vez que me animo a escribirte.
Eres una campeona y debes de sentirte muy orgullosa.
Seguro que el 21 de marzo la cosa sale muy distinta.
Un saludo

Pepemillas dijo...

Sonia, en tu anterior entrada te dejé este comentario que copio y traslado aquí.

Siento que no pudieras termianrla, Sonia. No sabía que lo de la cadera te venía ya de atrás. Una pena, pero no te olvides de esa docena de kilómetros hechos a base de pundonor, que eso vale mucho y también suma.

Un besote y hasta la próxima.

¡Y por supuesto a recuperarte con paciencia!


Y me reitero: orgulloso me siento de haber corrido a tu lado. Muy orgulloso.

L.A. dijo...

Sonia, ha sido sólo una carrera. Si los profesionales se lesionan ¿no vamos a poder lesionarnos los populares? Lo importante es el pundonor y te veo pronto de vuelta al ataque.

Alex dijo...

Hiciste lo sensato y lo correcto, seguir podía haber siso peor. A esto hay que echarle cabeza y tu lo hiciste, los populares corremos para luchar contra nosotros mismos y hoy tu luchaste, tienes que estar orgullosa, yo lo estoy, todos lo estamos.

iñaki dijo...

Hola valiente. Ánimo, ya se te pasará. Una retirada a tiempo es una victoria. Tómatelo con calma, que tiempo hay para recuperarse y volver a recuperar la ilusión. Saludos, Iñaki.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Sonia, lo primero me ha encantado conocerte.

Como ya te han dicho tiene un mérito enorme el haber aguantado durante tantos km con el dolor.

Ahora recupera tranquilamente y ten en cuenta que los entrenos que llevas están en tu cuerpo, espero verte llegar en León con una sonrisa en tu cara.

Un beso.

RA dijo...

Sonia, vaya fastidio lo de la carrera, me reitero en los demás comentarios, te deseo mucho ánimo y una pronta recuperación. Lo bueno de las carreras es que hay muchas y una "cagada" se arregla apuntándote a la siguiente carrera, es una terapia un poco primitiva pero funciona de maravilla. No puede asistir y no nos conocimos, lo dicho en la siguiente nos vemos y hacemos la marca del siglo.

Rafa González dijo...

Aunque soy el menos indicado para opinar, porque te entiendo perfectamente, yo si abandonara una carrera estaría para pocas bromas. Pero esto es un juego. Tan sólo eso. Un juego que nos gusta mucho. Has entrenado duro, y eso no se pierde. Relee tus entradas cuando debutaste en NYC, por ejemplo. Esa ilusión no hay que perderla. Hay que acepta las circunstancias, y si no podias correr, no podías y ya está. Otras veces has podido correr y mucho, y ya está. No pasa nada. Ahora, en una cosa si que tienes que hacer examen de conciencia y esforzarte por no volver a hacerlo: Mira que dejarte el ipod!!! :-)
Animo Sonia, y apoyate en las palabras de tu padre que tienen mucha sabiduría...
Un abrazo.

Tania dijo...

Sonia, primero que todo un gustazo conocerte!

Quiero que sepas que has tomado una sabia decisión, y te digo esto porque cuando el cuerpo habla hay que escucharlo y es mejor dejar una carrera y tener un parón de 1 semana, que terminar la carrera y tener un parón de 1 mes!

No te sientas triste porque el cuerpo no estaba al 100% y mejor no forzarlo! además así la próxima vez que corras una media, lo harás con ganas y corazón y estoy segura que haras tu MMP!

un fuerte abrazo
Tania

Carlos dijo...

Poco más que decir Sonia. Todos los comentarios van más o menos por el mismo sitio. Entiendo que el abandono es duro, pero yerras lamentándote POR HABER HECHO LO CORRECTO. Seguir hubiera sido una temeridad pues huberas agravado tu lesión, y con tu retirada lo que has conseguido ha sido poder recuperarte mucho antes.

Así que reseteo mental, descanso físico y a pasar página.

Abrazos. ;-)

Gonzalo Quintana dijo...

No es un error de cálculo, sino un imprevisto. Nos puede ocurrir a todos. No siempre se puede elegir las cartas que nos tocan, pero sí como jugarlas, y ahí jugaste bien, con prudencia y haciendo lo correcto.

Espartano dijo...

Se que tiene que ser duro el retirarse en una carrera, pero nunca digas que el trabajo hecho no ha servido practicamente para nada¡¡¡. Cada entreno, cada esfuerzo por salir a entrenar cuenta. Ahora lo que cuenta es que te recuperes pronto y con cabeza, no tengas prisa.

Cuidate.

Muchachita dijo...

Niña, ya está, ahora borrón y cuenta nueva, lo primero a ver q te dice el fisio, tomarte un serio descanso y a calzarte de nuevo las zapatillas para ante todo disfrutar, lo demás sobra.

Un besazo binomio

Tecolinha dijo...

Hola, Sonia: Imagino que cuando leas esto ya habrás ido al fisio, ya se te habrá pasado parte del malestar emocional, ya habrás leído todos los comentarios, etc., por lo que no sé si te servirá de mucha ayuda, pero bueno. Te diría muchas cosas, pero se haría muy largo (mejor in person, como dices :-)) De momento, intento resumir:
1. Siento mucho lo ocurrido, pero no porque te retiraras o no acabaras una carrera, sino por el dolor físico y emocional que sufriste.
2. Cuando hablamos de "lucha", creo que hay que distinguir entre lo que se puede superar físicamente y lo que puede suponer ya "masoquismo" o "incosciencia". No es lo mismo "sentirse mal" que sentir un dolor intenso que puede ser anuncio de una lesión. En este último caso pienso que lo primero es conservar, prevenir y ser prudente para que la cosa no sea más grave. No se trata de "ser valiente" cueste lo que cueste, sino de tener cabeza y hacer caso a las alarmas de las que bien han comentado algunos antes que yo.
3. Por ello, pienso que HAS HECHO LO CORRECTO, LO MÁS INTELIGENTE Y LO MEJOR PARA TI. ENHORABUENA. Decidir abandonar no es fácil, pero ya verás como ha sido lo más acertado.
4. Sobre lo del ipod y el estado de nervios anterior... lo dejo para hablarlo "in person".

Cuídate, mucho ánimo y un beso, campeona.
Espero que el fisio sea bueno y te ayude mucho. Mucha suerte y ya nos cuentas.

Beatriz dijo...

Sonia, Tecolinha en el comentario anterior me ha quitado las palabras. Puedes enfrentarte a tu cabeza, al cansancio, a la pereza de seguir corriendo, al frío, a la lluvia, pero a una lesión... Hiciste lo correcto y además, abandonar en este caso no supone ninguna derrota.
Espero que el fisio te haya dado buenas noticias. Tómate en serio tu recuperación y verás como en nada estás otras vez poniéndote las zapatillas.
Mucho ánimo y un fuerte abrazo.

A de la Mata. dijo...

Sonia: Tranquila, no pasa nada. En esto del correr, nadie es un valiente, hay que sufrir lo justo, nada más. Tienes que recuperarte, tu y tu confianza. Carreras sobran. Cuando mejores, vuelves a la carga. ¡Vale!. Cuidate. Un Abrazo. A de la Mata.

schuster dijo...

Buenas, es una gran putada tener que pararse, pero a veces es mejor parar a tiempo antes de que la cosa sea peor.
LA verdad que al menos los intentastes, yo quizas ni hubiese salido.
Animo y a recuperarse