Un segundo test clandestino

A comienzos de la semana, y con el viaje de Santander en ciernes, ya estaban previstos los entrenamientos de la semana de cara a la competición clandestina de ayer domingo. Y es que antes de la gran cita del 10k de León necesitaba un segundo test, a parte del de Palencia, donde probarme un poco. Un par de entrenamientos por El Sardinero y La Magdalena en compañía de Siridia y un rodaje suave y controlado ya en León me ponían a punto para mi participación en la sombra (y sin dorsal) en la Media Maratón de Valladolid, esta vez bajo la supervisión del Míster

Después de un buen madrugón nos plantamos en la línea de salida a las 10 de la mañana. Lo primero que hago es protestar por nuestra colocación, una posición adecuada para Jesús, demasiado delante en mi opinión. Pistoletazo de salida, esta vez no quiero retrasos ni lentitudes, así que impongo un ritmo cómodo pero ligeramente exigente. Me empiezan a adelantar corredores por todos lados, hay que colocarse estratégicamente para no molestar y al mismo tiempo pillar buenas posiciones para no perder tiempo en las curvas. El primer km, con tanto jaleo, se me pasa; es Jesús quien me avisa, así que paro el crono unos segundos después y me asusto un poco: 5'28". No esperaba marcar un km tan rápido para mis expectativas, pero aun así sigo manteniendo ritmo. 

No me preocupo de nada más; no existen los otros, no me importan sus continuos adelantamientos, ni tampoco el asfalto y su perfil. Sólo corro yo, con una sombra permanente que vigila mi camino y que con varios vistazos me aseguro que sigue ahí, perenne. No se escucha el zapatilleo de los demás, tampoco sus jadeos y respiraciones. Sólo yo, siguiendo una línea invisible dibujada zancada tras zancada. Los kilómetros se suceden en acompasada armonía: 5'35", 5'30", 5'30", 5'31, 5'32, 5'30"... Al paso por el km 5, con un acumulado de 27'36", sé que mi marca de 57'16" va a caer, por fin. Pero también me entran las dudas: el ritmo tan constante a 5'30" me parece exagerado para mí, tengo miedo de pinchar al final, de venirme abajo, de que se sucedan los segundos, los minutos caigan como una losa y pierda de vista hasta mi marca... Al fin y al cabo es la historia de mi vida runneril hasta la fecha. Así que me obligo a ir paso a paso, a encarar los km por separado intentando mantener el ritmo. "¡Eres una campeona!". "¡Lo estás haciendo muy bien!" "¡5'30" otra vez! ¡Estás haciendo la carrera de tu vida, Sonia!" Es lo único que escuchan mis oídos, ni siquiera la música del iPod me llega. 

Paso el 7 en 5'35". "¡Aún tienes fuerzas, continúa hasta el final!", me repito constantemente. Pero sé que el fuelle empieza a agotarse. Jesús sale de las sombras; si hasta ahora se había erigido como fiel escudero y espectador de lujo de mi carrera, en este momento adquiere un papel mucho más activo: se adelanta un poco y me ofrece su paso para que el mío no decaiga, o al menos no tanto. El km 8, con una falso llano que me lo hizo pasar mal, lo clavo en 5'46", tiempo que hace evidente mi falta de fuerza a estas alturas. Pero aún queda un kilómetro, un pequeño caos entre las continuas palabras de ánimo de Jesús y mi intento por exprimir hasta mi último aliento... Tardo una eternidad en dar un último cambio, no lo hago hasta que presiento el final, y cerrando el km 9 en 5'38" paro el crono en 55'36", mejorando mi marca en 10mil en 1'40" y en más de 3' respecto a mi primer test en Palencia hacía 15 días.

Hoy, un día después de la carrera, estoy en una nube. No sólo por conseguir bajar esa marca, sino por la gran sorpresa que supone acercarme peligrosamente al 55'. Sencillamente no me lo creo. Ni en mis mejores sueños podría imaginarme una carrera como esta. Los entrenamientos  por fin están reflejando todo el trabajo y esfuerzo que he realizado para poder mejorar, para sentirme bien conmigo misma, para poder disfrutar de este deporte como hacía mucho que no disfrutaba. Lo que pase en León, dentro de tres semanas, será el final de esta historia, pero mi mentalidad a la hora de encarar la carrera se parece mucho a esta. No encuentro otra forma mejor de expresarlo.

15 comentarios:

Rafa González dijo...

Gran carrera! Muy bien, felicidades! destrozando tu crono y corriendo muy bien! Ah, y espero que no te rapes....

Santa Biología dijo...

Enhorabuena por la marca Sonia. Hay que decir antes lo de la media y hubieramos quedado para tomar una par de cañas después de correr, yo tb corrí..jeje

Bueno, enhorabuena, además que sepas que salen 300 metros más, algo que no nos ha hecho mucha gracia a nadie.

Un saludo

Jan dijo...

Enhorabuena, Sonia. Al final, las cosas van mejorando poco a poco. Como me alegro

besos

CarLitros dijo...

Pues qué quieres que te diga, que poco a poco vas avanzando. Espero que en León hagas una carrera al menos tan buena como esta.

Un beso MV

Quique dijo...

Enhorabuena Sonia!!!! ya tenía ganas de leer una cronica tuya como esta.

Me hizo ilusión saludarte aunque fueran unos segunditos....

Un saludo y a seguir así de bien.
Quique

Alex dijo...

Qué buena carrera, es normal que los últimos kilómetros de vayan un poco, pero la hiciste de libro,muy controlada.
Me alegro un montón

Risco dijo...

Enhorabuena Sonia.
Ya sabemos que lo que te frena es lo de pagar.

Víctor N. dijo...

Hola Sonia, con constancia todo llega. Enhorabuena por esa gran marca!!! y con esa mentalidad te veo arrasando los 55 en tú próximo reto... a por ello.

Un saludo

Jaime N@v dijo...

Fantástica carrera, Sonia, pues claro que si hay que creer en uno mismo...
Felicidades!!!

joni dijo...

Si sigues así en León llagas a 50".
Con un par como la teniente.
Un saludo.

Un fondista de Doney dijo...

Sonia, mi enhorabuena. Estoy orgulloso de tu trabajo y del resultado ya obtenido. Sólo era cuestión de tiempo que se cumpliera la lógica. Ahora, a seguir disfrutando con los entrenos que te quedan y también con la carrera de 10K de León. Ánimo! Un beso,

Jesús.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Sonia, que alegría leer esta crónica de la clandestina.
Si sigues confiando en ti conseguirás ir mejorando esos tiempos, en León sigue así kilómetro a kilómetro y sin pensar en nada mas.

Besos,

Saturnino dijo...

Sin duda un buen resultado, pero no lancemos las campanas al vuelo, solo es un paso más que te acerca a la meta.
Mantegamos la calma y la serenidad.
Un beso.

Espartano dijo...

Me quedo con esto SONIA;
"por fin están reflejando todo el trabajo y esfuerzo que he realizado para poder mejorar, para sentirme bien conmigo misma, para poder disfrutar de este deporte como hacía mucho que no disfrutaba"

Eres una campeona...

Espartano dijo...

Me quedo con esto SONIA;
"por fin están reflejando todo el trabajo y esfuerzo que he realizado para poder mejorar, para sentirme bien conmigo misma, para poder disfrutar de este deporte como hacía mucho que no disfrutaba"

Eres una campeona...