III Media Maratón de León. Si sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces...

La tercera edición de la Media de León pasará a la historia por muchos motivos, el principal de ellos, porque aquí, en mi casa, con mi gente como testigo, conseguí por fin mi sub2h en la distancia en la gran carrera de mi vida, un ejemplo de cabeza, motivación, fuerza y ambición sin límites, una faceta desconocida de mi persona. Sabía lo que valía, acepté que tenía que ir a por ello y lo conseguí. ¿Lo mejor de todo? Tener la sensación de que esto no ha hecho más que empezar...

 Pero no adelantemos acontecimientos, porque en citas como esta normalmente la carrera suele ser lo de menos, lo importante es compartir el tiempo con los amigos, y si es con la gente del Nunca correrás solo o con personas como Jan, mucho mejor. Por eso el día previo fue tan especial, como lo son todos cuando toca carrera y comida y uno se siente tan bien entre su gente. Por la mañana con todos ellos y por la tarde con Mariu, templando nervios antes de su debut, se pasó el día y dio comienzo a otro nuevo, la gran cita del running popular leonés.

Como todo últimamente, que compás a compás va cambiando y creando una nueva sinfonía, me vuelvo a sorprender con mi estado de calma y, sobre todo, con las 7 horas de sueño ininterrumpido. Pero fue ponerme el traje de guerra y empezar a saber que hoy era el día, que la mañana fresca pero soleada con la que amanecimos hacía presagiar algo nuevo, diferente, especial.


La escuadra del Nunca

Después del trajín previo a la salida, nos colocamos en la parte de atrás del pelotón, donde mejor se aprecia el ambientazo y donde les muestro a Mariu y Aitor por qué me encantan las carreras: los gritos de júbilo, los aplausos, las bromas, el buen rollo, la música... ¡Me encanta! Intento contagiarles mi buen humor y en esas estamos cuando dan la salida y después de unos minutos de correr muy lento, alcanzamos Corredera y comenzamos nuestra andadura.


Mariu, servidora y Aitor

La máxima de mi padre fue muy clara, coger ritmo de 5'45" y mantenerlo. Y eso fue lo que hice a partir del km. 2, cuando parecía que íbamos como por un raíl y poco a poco le comíamos segundos al globo de las 2 horas, presente allá a lo lejos, en lontananza. Sabía que podía vencerlo, pero para ello tenía que afrontar una carrera inteligente y muy limpia, totalmente regular. Pasado el km. 5 avanzamos según lo previsto y una vez alcanzada la cuestecilla de Carbajal cambio el ritmo y lanzo al terceto en una persecución a por el globo. Nos animamos los unos a los otros y en el km. 8, por fin, le damos alcance. Con él diviso a Tecolinha, con quien comparto unos minutos, los suficientes para darme cuenta de que me he ido del globo y he dejado a Mariu y Aitor detrás. Tengo que frenar, les espero y de nuevo juntos enfilamos Calle Ancha, giro de izquierdas por Sierra Pambley y de repente ahí está, el momento más lindo de la carrera, cuando nos enfrentamos con la Pulchra Leonina y coronamos el km 10 en 58' 04", como habíamos previsto. Allí están Sandra y su padre, y también mi madre, a quien se lo digo bien claro: "¡Mamá! ¡Mira dónde tengo el globo!"


Nuestro paso "caótico" por la catedral

Pero el avituallamiento del 10 confirma mis sospechas: Mariu va al límite y no aguanta el ritmo, y yo, sencillamente, no puedo ir más despacio. Justo en ese momento se abre una brecha por donde entran los meses de preparación, el esfuerzo y el trabajo realizados en pos de un sueño, y donde entra también el sufrimiento que conlleva un debut y la conciencia que empieza a imponer cordura. No le quito el ojo a Mariu, sigo manteniendo el 5'45" pero ella va muy forzada y se va quedando... 5'52", 5'59" en el km. 12. Nos adelanta el globo de las 2 horas y le vemos alejarse. Y sé lo que va sintiendo ella, sé que todo se le viene encima como una losa, que empieza a intuir que deberá enfrentarse a esa batalla sola, porque cuando uno sufre, el enemigo es uno mismo, y en esa guerra sobran los demás. El momento ya es crítico. Hablo con Aitor, quien comprende la situación y me pide que me vaya, en un gesto que le honra. Lo paso mal, no quiero dejarles, pero es el momento, es mi oportunidad, no puedo dejarla escapar. Hablo con Mariu, y me espeta que si no me voy le va a parecer mal. Y lo siento en el alma, pero debo marcharme. Les deseo suerte, cambio brutalmente el ritmo y me lanzo por la Avenida de la Universidad con toda la fuerza de la que soy capaz.

 A la izquierda de la imagen, con Siridia. Tomada del blog de Media Maratón León

A partir de entonces la carrera es otra. En el km. 13 ya voy a 5'07" y manteniendo una media de 5' en lo que me queda. Uno a uno machaco todos los kilómetros y adelanto a toda una multitud de corredores. Vuelvo a alcanzar a Tecolinha, pero debo seguir mi camino y, con la concentración de mantener el ritmo y controlar la respiración, sigo lanzada como un rayo consciente de que es mi momento, de que puedo hacerlo. En el km. 15 sé que bajo de las 2 horas, seguro. Pero quiero más, voy a ir al límite, hoy lo quiero todo: o la gloria o sucumbir en el intento, no hay más opciones, llegó el momento de deshacerse de la mala cabeza, del miedo, del dejarse llevar, del conformismo. Llegó el momento de superar la barrera, de demostrarme a mí misma que soy una luchadora, que sufriré, sí, pero el premio de vencerme a mí misma será la mayor de las recompensas. La rabia de meses sale a flote, quiero bajar de 1h55'; no, quiero acercarme lo más posible a 1h50', y así se suceden los kilómetros, en un desenfreno de ambición, fuerza, valentía... Hoy no hay nada que me detenga, y así llego al km. 18 donde empiezo a sufrir para mantener ritmo. Pero esta vez no hay tregua posible, continuaré luchando hasta el final, o la gloria o sucumbir en el intento, no hay más opciones. Camino del km. 20 me encuentro a Siridia, quien se me une para batallar los últimos instantes. Volvemos a cambiar de ritmo y en un último kilómetro en 4'48" llegamos al estadio donde tengo tiempo para emocionarme, para alucinar con la cantidad de gente, con los ánimos, veo a mi madre, a mi sister, a mi familia, a mis compañeros y amigos y, sobre todo, la que para mí es la imagen de la carrera, una fotografía impresa en mi corazón para siempre: mi padre, más feliz que nunca, con el brazo en alto y alentando mi últimos metros hasta parar el crono en mi MMP en media, 1h53'41", mejorando en casi 9' la anterior.

Detrás del corredor, brazo en alto.
Camino de la línea final





Ahí estaba mi tan ansiada gloria, los números que indican mi estado de forma, los números que me confirman que nada ha sido en balde, que Mapoma está lista para sentencia, porque no se me olvidará el día en el que mi padre me dijo que no me dejaría correr una maratón hasta que no bajara de 2h. en media, como tampoco se me olvidará el 20 de marzo de 2011, día en el que le servía en bandeja de plata a mi padre mi sub2h, día en el que me llevé de premio su abrazo, su eterno abrazo...

Pero las emociones no acabaron ahí. Después de las felicitaciones de todos, de ver a mi madre, a quien por ver así de contenta correría 20 medias como esta, me tocó encontrarme con Mariu y Aitor, quienes coronaron su debut con un auténtico marcón de 2h03', demostrando de qué pasta están hechos y confirmando con su alegría y entusiasmo que ya están ganados para la causa, porque sí, porque ellos ya son corredores, de esos locos que zapatilleamos el mundo. Enhorabuena a los dos por semejante carrera, por saberla sufrir y disfrutar con ello, y sobre todo, nunca os agradeceré lo suficiente que me dejaráis marchar. 
Aitor y Mariu en su gran momento

De otros premios que me trajo el día, de otras sonrisas resbaladas, de otros sueños que también se cumplen, prefiero dejar constancia veladamente, porque acaso solo los corazones precavidos entienden que "tú y yo" es una nota sostenida convertida en "nosotros". Lo demás, silencio de redonda. 
 

31 comentarios:

Beatriz dijo...

¿Qué se puede añadir a tan magnífica entrada?
Mi más sincera enhorabuena. A veces la vida es justa y da a cada uno lo que se merece. Y tú te merecías este gran éxito.
Muchos besos, campeona.

El crusti dijo...

Enhorabuena Sonia. Tu esfuerzo ya tiene su recompensa en forma de tiempazo.
A seguir luchando por tus sueños.
Un abrazo
Santi

Jaime N@v dijo...

Enhorabuena, Sonia. Lo has conseguido y con mucho margen... me alegro mucho.

Mauri dijo...

¡Una carrera épica y una entrada más épica si cabe! ¡qué emoción!

¡enhorabuena otra vez!

Ricardo Cabrera Cosano dijo...

Fantástico, Sonia, lo que has hecho, tiene muchísimo mérito, enhorabuena y disfrútalo!! :)

Maier dijo...

SONIA muchas felicidades por tu carrera, es el fruto de un trabajo realizado minuciosamente.. supongo que tu padre estará tan orgulloso como tu o mas.
Ahora toca reponer fuerzas y a por Mapoma..
Bonita crónica y pedazo de marca para una buena sufridora.

Guillermo dijo...

Enhorabuena Sonia, me encantó como lo has relatado.

Salu2-G

Miguel Mij-Mij dijo...

Muchas felicidades, esa crónica transpira complicidad y optimismo.

Risco dijo...

Felicidades Sonia. Por lo de bajar de dos horas y por disfrutarlo tanto. Ahora tómate con calma el Mapoma. Lo importante es disfrutar.

TITAN dijo...

enhorabuena por la cronica que ha sido fantastica me has emocionado, por cosas como estas son por las que vale la pena seguir sufriendo mientras corres, eres un espejo donde mirarse...
PD: mi padre siempre dice cuando no puedas correr, trota, cuando no puedas trotar, camina, cuando no puedas caminar, gatea, pero NUNCA,NUNCA...te detengas...NO SIGAS TUS SUEÑOS..PERSIGUELOS

Santa Biología dijo...

ENHORABUENA!!!!!!!

9minutos!!!!! madre mía!!!! Y lo que te queda por mejorar, MUCHÍSIMO!!!!!

Te veremos dentro de un par de años en el podium???????

En la maratón te vas a salir, ÁNIMO!

Un abrazo

Jan dijo...

Enhorabuena otra vez, si es que fue un gustazo verte llegar a meta con esa sonrisa y esa cara de felicidad. Lo de hacer la carrera de menos a más fue fundamental para ese exitazo, sobre todo por como motiva ir adelantando corredores sintièndote fuerte.

Lo dicho, eso sí, ahora no me aceleres más, que en mapoma, si metemos caña (o hablamos), el jefe nos va a regañar.

Y ya me dirás que hombro prefieres, izquierdo o derecho ;)

besos, y de nuevo, muchas gracias por todo. Fue un finde maravilloso con toda la marea naranja.

Abe dijo...

La foto de la recta del estadio es sencillamente brutal flotas por el tartán y sin perder la sonrisa ¡¡guauuu!!
Solo puedo susurrar: "Zeppelin, zeppelin, zeppelin..."
Un beso campeona!!!

More dijo...

Felicidades Sonia, me alegro muchisimo por esa sub 2 horas, ahora llega el momento de ir recogiendo el fruto de un trabajo bien echo, Sonia te espera un gran y merecidisimo 2011 !!.

Un abrazo.

Saturnino dijo...

No me des un protagonimso que no merezco; el premio es solo tuyo; tu felicidad es mi orgullo.
MUCHAS FELICIDADES.
Un beso.

Jaal, Corredor Incierto dijo...

Ya lo has dicho. "Y esto no ha hecho más que empezar".

Enhorabuena Sonia.

Saludos desde La Elipa
Jaal

juan dijo...

Qué bueno, Sonia, y cómo lo cuentas, tan bien como lo has disfrutado
Me parece que esto sólo es un aperitivo de Madrid
Un saludo y mucha fuerza
JUAN

Víctor N. dijo...

Enhorabuena Sonia, realmente lo merecías... el trabajo tenía que salir.

Me alegra que estés lista para MAPOMA, a por ello.

Un saludo.

Pipo dijo...

Muy emocionante. Enhorabuena por tu tiempazo y sobretodo por lo bien que lo has pasado en la carrera.

Saludos y animos en los entrenos de la Mapoma.

Korrecaminos dijo...

Sonia, sencillamente, gracias por escribir crónicas como esta. Indirectamente me has hecho sentir orgulloso de ser padre así que imagino que el tuyo debe de estar pegándose con la camisa para entrar en ella.

Felicidades por tu carrera, Mapoma es tuyo.

Un beso.

Dani dijo...

Vaya tela, que emoción. Acabo de venir del blog de tu padre y te repito lo mismo. Genial vuestra preparación para MAPOMA, muchísimas felicidades por ese carrerón. Esos ánimos son los que hay que guardarse en la recámara para los momentos difíciles.

Besos!

Rafa González dijo...

Muchísimas felicidades. Lo que has conseguido es muy importante!!Muy bien Sonia. Ahora a por la Grande!!!

A de la Mata. dijo...

Perfecto Sonia. Has superado el test con una nota excelente. Enhorabuena. A de la Mata

RA dijo...

Felicidades, si de tanto buscarlo se termina consiguiendo. Ahora a por más, a disfrutar de estas alegrias.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Sonia, me has emocionado con ese relato.
Esta vez se ha impuesto la justicia y has obtenido lo que te mereces.
Eres un ejemplo de tesón y constancia.
Besos y nos vemos en Cibeles!!!!!!!

Tecolinha dijo...

Me alegro mucho por tu felicidad y la de tus padres. Enhorabuena porque os la merecéis todos.

Tecolinha dijo...

Perdón, se me olvidaba dejar mi mensaje por si viene quien me cogió la cámara de fotos el domingo junto al ropero: lee esto por favor:

http://tecolinha.blogspot.com/2011/03/mensaje-en-una-botella-por-favor.html

Rafa dijo...

Bonita entrada, muy sentida, para colmo, buena carrera y magnifico tiempo, se puede pedir más?.
Me imagino que como consecuencia subidón de moral no?.
Enhorabuena por todo ello.

Grimo runner dijo...

Enhorabuena, ha sido precioso. Acuerdate de esta carrera en los malos momentos del maratón, recuerda como corrías y superarás todo, ya verás. Casi me coges, mecagüendiez. Para la próxima me ganas. Un besote guapa.

Alex dijo...

Aunque un poco tarde no quería dejar de darte la enhorabuena por la carrera y por la crónica. Me ha emocionado, me alegro muco por ti.
Lo de MAPOMA va a ser la leche

ZAPATOVELOZ dijo...

Felicidades guapa ,hay que ver como te lo has "currao".
Me alegro mucho de tu progresión.
Un abrazote.