A Mapoma en limusina...

La frase no es mía, es de mi padre, que después del entrenamiento de ayer ha dado rienda suelta a su optimismo, y no es para menos, razones no le faltan. A tres semanas vista del Día D, y teniendo en cuenta que nos jugamos los cuartos nada más y nada menos que con una maratón, quizás uno debiera ser prudente y no lanzar las campanas al vuelo. Pero esta carrera empezó hace mucho tiempo, y cuando todo marcha mucho mejor de lo previsto no queda otra que disfrutar del momento, pase lo que pase después...

Resumen entrenamientos semanales

Con la inyección de moral que me dio batir mi marca en la III Media de León, mucho más por la carrera que fui capaz de sacarme de la manga, empecé la semana con las piernas bastante cargadas, pero sin molestias relevantes. El martes, 10 km. a ritmo tranquilo (5'43") para recuperar sensaciones y preparar el cuerpo para el miércoles, día de series. Tenía preparado un 3x3000, pero estaba con ganas y decidí sobre la marcha hacer una serie más. Los tiempos, muy satisfactorios: 16'14" (R 5'25"), 15'49" (R 5'16"), 15'20" (R 5'07") y 14'10" (R 4'43"). Cada vez me encuentro más cómoda en este tipo de entrenamientos, mantengo la concentración al 200% y trato de sacarlas por el libro, como en esta semana en particular, que han salido perfectas y además completé unos 18,5 km en 1h45' de entrenamiento.

El viernes tenía previsto hacer un rodaje de unos 12 km, pero me estaba encontrando tan bien que decidí alargar otros tres más. Sin embargo, a la mitad, un retortijón me obligó a parar para evitar males mayores, y aquí fue donde cometí un error de novata. El primer retortijón suele ser de aviso, luego tienes dos opciones: o soltar lastre inmediatamente y donde puedas, o irte derechito a casa sin rodeos ni demoras de ninguna clase. Y yo no hice ni una cosa ni la otra. Como no tuve más problemas quise seguir el recorrido fijado, con tan mala suerte que a falta de 1,5 km. para llegar a casa el retortijón maldito me puso entre la espada y la pared, y lo que es peor, sin posibilidad alguna de abrir ninguna vía de escape. Así que, para que os hagáis una idea y os riáis un poco, no me quedó más remedio que ir andando a casa, atajando por donde podía, parando cada 20 metros, con las lágrimas aflorando y rezando todo lo que sabía a Dios, Jesús, los ángeles, los arcángeles, todo el santoral, Mahoma, Buda o, incluso, el mismísimo Diablo, con tal de llegar a casa "intacta", como finalmente así fue. Sin duda, el mejor entrenamiento sicológico que he hecho hasta la fecha. Ver para creer...

Pero bueno, aventurillas a parte, el domingo quedamos mi padre, Mauri y yo para nuestro rodaje largo de la semana en un circuito por Tendal de casi 22 km. Después del cambio horario, el cuerpo amanecía cansado y encima con cierto mal humor. El tiempo, con chaparrones incluidos, tampoco estaba por la labor, y para colmo me había olvidado de cargar el iPod. ¿Me importó? Pues no. Me calcé las zapatillas y salí a correr sin chubasquero ni música, que no los necesitaba. Ya pronto cogimos ritmo alegre, cercano a 5'15" hasta llegar al Portillín donde, por primera vez, no fui tan conservadora y traté de machacar un poco más la larga pendiente. A partir de ahí fue un correr constante, divertido, con cuestas, repechos, viento, barro en algunas zonas, y lo que es mejor, sensaciones inmejorables de cara a Mapoma, porque en 15 días, o lo que son tres entrenamientos en este circuito, hemos bajado el tiempo en 15' aproximadamente y ya lo hemos situado en menos de dos horas...

Foto original de Alberto Rosado; diseño de Julio C. Fernández

Sin embargo, el éxito de estos entrenamientos y el buen estado de forma en el que me encuentro (que espero y deseo aguante tres semanas más) no impide que no tengamos en cuenta la fortaleza de nuestro "rival". Para lo que queda, que ya es poco, los deberes son relajar el ritmo, acomodarlo a un posible ritmo maratón y seguir trabajando con humildad en pos de un sueño que aún no está conseguido.

21 comentarios:

Alfredo dijo...

Vas muy bien, animo ¡¡

Dani dijo...

Esto suena de miedo Sonia, ¡cómo vas! ¡cómo vas!

Pues siento decirte que alguna sonrisilla se me ha escapado con tu aventurilla gastrointestinal, jaja. Pero a casi todos nos ha pasado, ¿eh? Ya sabes para la próxima...

Muchos ánimos que te lo estás currando de lo lindo. Besos!!!

El crusti dijo...

Con ese nivel de kilómetros, en limusina. Enhorabuena por el tarbajo duro. Ánimo

Abe dijo...

Venga, venga, venga que no queda nada de nada y estás a tope, enhorabuena por el buen trabajo que has realizado hasta la fecha ;-)
Ahora a completar los días que nos quedan y el día D a sonreír de oreja a oreja...
Besos!!!

Beatriz dijo...

Yo creo que ya estás consiguiendo el sueño. De acuerdo que te queda la recta final, pero todo este proceso forma también parte de él, ¿no crees?
Ahora nada de bajarse de la limusina...
Un beso.

Jan dijo...

oye, me dejais que me ate a vosotros en Mapoma, que lo de ir hombro con hombro me empieza a asustar...

¿cómo era eso de ir a 6m/km?, ¿no?

que buenos entrenamientos, cómo me alegro.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Otreverse con series de 3000 demuestra mucha fuerza mental y además meter una de propina ...
La aventura gastrointestinal yo creo que todos la hemos sufrido, entrenando ... y peor aún en carrera, alguna anécdota curiosa conozco.

Besos y el 17 a comernos Madrid.

Carles Aguilar dijo...

Ya he leído en el blog de Saturnino que las sensaciones empiezan a ser positivas... Y que los tiempos van bajando y los ritmos son más rápidos... Muy buena señal...

RA dijo...

Bien, Mapoma sin ilusión es imposible. Cada día te veo mejor, pero bien de verdad.

Jaime N@v dijo...

Animo, Sonia... eso es con elegancia a Mapoma, ya lo tienes...

Sandra dijo...

Adelante, sister.
1beso

More dijo...

Lo conseguiras Sonia, dia tras dia te vas encontrando mejor y tus sensaciones siempre son positivas, esa mentalidad te hará llegar a meta, ya veras.

Un abrazo campeona.

Jaal, Corredor Incierto dijo...

Sí, el Mapoma es como montar en limusina o ver una sesión doble del cine que te gusta. Solo hay que relajarse. Mis felicitaciones por los resultados y por las buenas sensaciones que transmites.

A disfrutar de la película !!!
Jaal

Grimo runner dijo...

Jjajajajaj, buenísimo, no puedo ni escribir. A quien no le ha pasado alguna vez, jajajajaja. Un beso.

Maier dijo...

SONIA esto va de maravilla .. por todo lo que contais tu y tu padre, me alegro Mapoma se acerca y hay que ir sumando entrenos... para llegar lo mejor posible.

Maier dijo...

SONIA esto va de maravilla .. por todo lo que contais tu y tu padre, me alegro Mapoma se acerca y hay que ir sumando entrenos... para llegar lo mejor posible.

Miguel dijo...

Me está encantando seguir vuestra preparación hacia ese sueño. El día 17 me acordaré mucho de vosotros.

Ya tienes tu sueño delante de ti. Siguelo saboreando, disfrutalo mucho.

saludos!

Rafa González dijo...

Muy bien, cada vez mejor!!!! vas a vivir un gran día (y también lo vas a sufrir, no creas...jeje). Saludos

Santa Biología dijo...

Buen entrenamiento ese de las series y el rodaje de 18'5Km es bastante bueno, la verdad es que es normal que estés contenta.

Lo del retortijón qué, jeje, ves como el comentario que te dejé el otro día no iba tan desencaminado...jeje bienvenida al club de los cagetas!!

Un saludo

Raúl dijo...

Hola Sonia, veo que tú también correrás en Mapoma, yo tb iré por allí, estás entrenando muy bien y mejorando progresivamente así que pienso que lo conseguirás. Con tu permiso te sigo, un saludo desde Logroño

Korrecaminos dijo...

Sólo queda la recta final y por lo que veo en la mejor de las condiciones.
Hablé con Jan que es uno de los culpables de que me haya animado a salir en Mapoma, si permites un escolta mas en tu gesta me apunto al grupo,así de paso me marco el gusto de conocerte en persona.
Si no me quedo dormido por el camino El Retiro es prácticamente nuestro.

Un beso.