Y llegó la primavera...


No necesito el resultado de unos análisis para confirmar lo evidente. A casi un mes del Día D la maquinaria vuelve a estar engrasada, con piezas nuevas y todas en su sitio, y lo mejor, con el ánimo reforzado, la convicción de aquel que tuvo la cabeza en la boca del lobo, que pasó miedo, pero que volvió del otro lado sabiendo que los sueños tan perseguidos solo tienen un final diseñado: cumplirse.

La semana pasada alcanzamos los 56 km totales con dos entrenamientos estrella: el 3x2000 del jueves y la tirada larga del domingo. El primero fue un ejercicio de fuerza, autocontrol y saber sufrir, con series trabajadas y bien hechas que me dejaron buen sabor de boca. Aunque el esfuerzo me hizo pasarlo un poco mal en los 12 km del viernes, en compañía de Mariu, que ya está a las puertas de su primera media y, sencillamente, me llevó con el gancho. El rodaje largo, junto con mi padre, fue una maravilla de entrenamiento. Un día perfecto para correr, buenos ritmos, trabajando las subidas de Tendal, sin molestias ni sobrecargas, con mucha fuerza al final y una recuperación rápida y sin complicaciones.

De hecho, después de una ruta por la montaña palentina el lunes, el trabajo de esta semana sigue siendo igual de intenso. El martes rodaje de 9km por debajo de 5'30" (quién me ha visto y quién me ve recuperando de esta forma) y miércoles 9x1000 entre 5'18" y 4'41" con tan buenas sensaciones que ni yo me lo creo. Además pude asistir al primer rodaje largo de Mariu, 1h47', 18km bajo la batuta de mi padre, quien no dudó en guiarla en tan glorioso entrenamiento. Ayer fuimos tres personas felices durmiendo a pierna suelta...

Por qué la maratón está rodeada de leyenda y misticismo, por qué no es una carrera más, por qué siempre, pase lo que pase, merece la pena correrla, no tiene mayor explicación que la evidente: porque es una gran metáfora de la vida. Porque exige muchísimo esfuerzo, y dedicación, y cansancio, y lágrimas, y tiempo robado a los nuestros, y caídas, y dolor, y sufrimiento, mucho sufrimiento. Pero a pesar de todo, y gracias a todo lo que hemos sacado de nosotros mismos, somos capaces de demostrarnos que una y otra vez nos volvemos a levantar, que somos luchadores por naturaleza, que una sonrisa reflejada en otra es la mejor de las recompensas. Y sobre todo, estar tan bien acompañado durante tan ardua travesía, sentir el aliento de los demás cuanto te falta el aire, el abrazo incondicional, el beso que todo lo cambió, eso no tiene precio. Quizás el 17 de abril no consiga mi objetivo, pero aun así no tengo ninguna duda de que habrá merecido la pena haberlo intentado. Porque siempre, siempre, florece en primavera. 

20 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Con esa actitud y esa mentalidad seguro que el hecho de alcanzar tu objetivo esta cada día un poco más cerca de ti aunque evidentemente no será fácil.... Pero el esfuerzo y la dureza lo hacen más valioso...!!

Ángel dijo...

Ahora que te veo tan bien me viene a la memoria en la I Media de León, el comentario aquel que hiciste en el blog de "¡¡estos tíos calientan al ritmo que yo corro en carrera!!. Al final todo es cuestión de tiempo, y de esfuerzo, mucho esfuerzo tal y como dices, pero todo se consigue, y vaya que sí, buenos rodajes y muy buenos ritmos....., miedo me das...(se nota la mano oculta del amigo Nino...).

En fin, ya queda poco para León. A refrendar ese buen estado de forma con una buena carrera. MAPOMA está aquí al lado, a la vuelta de la esquinita, y seguro que esta última carrera te da alas cara al día D.

Abrazos. Nos vemos en León.

||EUGE|| dijo...

Reina! eres mi ídolo!! Fuerza, coraje y honor!!!

Públicamente agradezco a tu padre el entrenamiento de ayer, que podía haber sido un poco mejor, pero me lleno de ganas y de alegría. Gracias.

Y a ti, nada que decirte! eres una grande! no hace falta verte para saberlo!
un besazo

Jan dijo...

buenas sensaciones, buenos ritmos... kms a 4,41... esta no es mi sonia, que me la han cambiado ;)

Como me alegro de que haya vuelto la alegría.

Vamos a por Mapoma...

Nos vemos en la media de León, que miedo me das como salgas así de motivada.

Maier dijo...

Pues claro que lo lograras.. para eso estas entrenando, con ilusión, entrega y mucho coraje.
SONIA en mi blog titulo mi ultima maratón con una etiqueta que es la pura realidad "sin sufrimiento no hay maratón".
Animo y me alegro que estés asimilando bien el trabajo. ABUELO RUNNER

More dijo...

Sonia me da una gran alegria verte cargada de tanta positividad y que de nuevo esten las buenas sensaciones al termino de cada uno de tus entrenamientos, el 9 x 1000,genial, muy buenos ritmos y el rodaje largo terminando con fuerza mejor todavia, la cosa marcha Sonia, Madrid y su Mapoma te esperan.

Muy bonita, la ultima parte de la entrada.

Un abrazo.

Espíritu González dijo...

no lo dudes, LO CONSEGUIRÁS

Jaal, Corredor Incierto dijo...

De hecho ya estás corriendo la maratona y con esos entrenamientos la terminas. Seguro.

Saludos

Grimo runner dijo...

Yo no se tu pero yo no dudo que lo conseguirás, vamossssssss que vas como una maquina. Un beso.

Santa Biología dijo...

La verdad es que yo creo que la maratón se comienza a correr en el momento que decides correrla. La maratón son sus entrenamientos, los Km interminables de los rodajes largos, la alimentación y el reposo....etc etc etc. La verdadera maratón es la preparación para ésta.

Ánimo que ya queda menos, ya nos contarás que se siente en un debut así.

Un saludo

Dani dijo...

Esto ya es otra cosa... Me encanta tu prosa, es realmente envolvente. Sea malo, sea bueno, crítica o positiva, tienes una forma de expresar los sentimientos que vale un montón...

Bueno, pues eso, que así nos gustas, animada, a tope, asimilando kilómetros como una loca, jeje. Ánimo y felicidades, a por todas!!

Alfredo dijo...

Me alegra ver estas nuevas sensaciones. Animo, y como dicen los compañeros la maraton es todo lo que estas haciendo ahora.

RA dijo...

El 17 sí conseguirás el objetivo.
Repetir mentalmente un millón de veces.

Miguel dijo...

No se puede definir mejor lo que es una maratón. Hace mucho tiempo que comenzaste a correrla, y ahora sólo te queda disfrutar del final.

Felicidades!

Pepemillas dijo...

Esas series de 2000, si uno se mantiene firme y fuerte, hacen milagros. Y no veas la capa de autoconfianza que dan.

¡Sí señora! ¡Qué buen cambio el tuyo! ¡¡Felicidades!!

Pepemillas dijo...

¡¡¡Ese es el espíritu!!!

Saturnino dijo...

Qué puedo decir que no te haya dicho ya, y más aún sabiendo como van los entrenamientos, así a bote pronto se me ocurre: "Qué el maratón ya lo estas corriendo, el día 17 solo es para ir a recoger la medalla".
Esta aventura tiene final feliz.
Un beso.

Abe dijo...

Veo que el positivismo está entre nosotros, pues nada ahora toca convencerle para que se quede mucho tiempo por aquí ;-)
Ya estamos en la comida post-media de León ¡¡ahhh no que antes hay que correr una Media!! ¡¡Jo, que caprichosos que sois!!
Un beso.

Maier dijo...

SONIA mi blog es el tuyo, esta hecho para compartir todos los momentos que nos suceden en la vida diaria.. claro esta, si uno desea compartir esos momentos.
Esta abierto a personas de mas de un día de vida y menos de 200 años todos tienen cabida para expresar sus comentarios, desde la pluralidad y el buen hacer.
El abuelo intentara ayudar en todo lo que sea posible.. siempre que mis nietas me lo permitan.

Carlos dijo...

¡Qué alegría, Sonia! Muy buenos entrenos (boquiabierto estoy con esos miles), y lo mejor: con buenas sensaciones. Ese Mapoma es tuyo y en su meta del Retiro encontrarás de primera mano las respuestas que buscas...

Un abrazo. ;-)