Y por fin, un rival digno...

La II Carrera de Relevos del Camino de Santiago, en su segunda edición, se ha convertido en una cita especial en el calendario runneril leonés. Este año participaba en uno de los dos equipos que mi club, el Nunca correrás solo, presentó para la ocasión, y además lo hice en la segunda etapa, la que va desde Rabanal del Camino hasta Manjarín, previa subida del puerto de Foncebadón. En total, unos 12-13 km, la mayor parte de ellos en subida. 

Confieso que desde la Maratón he participado en no pocas carreras, y confieso que hasta la fecha la única que me ha supuesto un reto ha sido esta. Todos conocéis mi animadversión hacia las cuestas, lo difícil que me ha resultado siempre subirlas, cómo se me atasca el ritmo, cómo cede la cabeza y echo el pie a tierra a la mínima. Para mí era importante esta prueba, demostrarme a mí misma que ante un nuevo reto soy capaz de afrontarlo y conseguirlo de nuevo. 

A las 11:15, en Rabanal, ya no soy capaz de controlar los nervios. Me acompañan Pablo, como compañero del equipo, y Julio, como compañero de mi vida. Allí esperamos a que lleguen los primeros corredores del primer relevo, una media maratón que va desde Astorga a Rabanal, de la que se encargan Mauri y Adolfo. Pronto dan la salida, salimos del pueblo y enfilamos la carretera, donde desde el principio comienzan las rampas de Foncebadón. Trato de buscar un ritmo cómodo, que me permita respirar sin complicaciones y avanzar poco a poco, sin prisa. Me acuerdo de mi padre, me resulta imposible no hacerlo, de todos los consejos que me dio durante la semana, de la batalla que él también estaba librando varios miles de kilómetros a distancia. Así sigo subiendo, tratando de pensar en mil historias; un corredor que viene junto a mí me dice que llevamos 2km y pico, miro el crono y voy a una media de 6' en plena subida. Orgullo. Eso es lo que siento. Después de todo el trabajo y el esfuerzo que he realizado el premio está ahí, conseguir subir a un ritmo al que antes era adicta en el llano. 

Corono Foncebadón, seguimos en ascenso hasta la Cruz de ferro y el terreno suaviza. O eso pensaba yo. Justo cuando me las prometía tan felices, me enfrento a una mitad de carrera peor que la primera. Con cuestas de por medio hay cosas que no me compensan. Dos bajadas y unos cuantos falsos llanos (de esos que siempre tiran hacia arriba) no equilibran las duras rampas que me encuentro ahora. Si bien no se trata de un puerto en continua subida, las cuestas son más pronunciadas. Si a eso le añadimos el cansancio, la etapa de marras amenaza con aguarme la fiesta. Procuro no mirar hacia arriba, trato de no cebarme, de no dejar que caiga mi ánimo, de seguir luchando cuesta a cuesta, sin dejar que mi ritmo decaiga en exceso. Los peores desniveles los subo a pasos más cortos, echando un poco el cuerpo hacia delante, con la respiración controlada. Pero la tortura no parece terminar. Veo la base de Manjarín, sé que ya no queda mucho, y en un giro a izquierdas la veo, una cuesta un tanto larga con la peor pendiente de toda la carrera. "La muy puta", se me escapa. Ya no sé si reír o llorar, ahora ya no pienso en nada, pongo el cerebro en stand by y para arriba paso a paso. En la salida de una curva aparece Pablo, "100 metros, Sonia; giras la curva y ya estás en meta". Ahora sí, por fin, alargo un poco la zancada y entro digna en meta en 1h15', a una media de 6'. 

La jornada termina en Ponferrada, donde nos encontramos con Manuel y Jose Luis, que afrontaron la dura bajada de 16 km desde Manjarín hasta Molinaseca, y vemos entrar en meta a Lorenzo y Pedro. En definitiva, el Nunca afrontó una carrera dura y competitiva, y el esfuerzo de todos se vio premiado en una subida al pódium, mi segundo puesto en senior femenino en mi etapa. Disculpad que no haya fotos, en esta ocasión mi madre tenía otra cita, más importante, la Maratón de Berlín, donde participaban tres de nuestros compañeros, Gustavo, Abe y mi padre, Saturnino. Hoy, en dos frentes distintos, el Nunca correrás solo conquistó dos banderas míticas. Enhorabuena!

19 comentarios:

TITAN dijo...

enhorabuena sonia eres una campeona

Antonio Morales dijo...

Felicidades, otra más a la saca.

Pingüino Diesel dijo...

Pues menos mal que no te gustan las cuestas!!! que te pillas una subida de 12 km, pues modestamente creo que has estado genial, con un ritmo constante y nada malo a tenor de tu clasificacion...Felicidades y sigue dominando esas subidas...

lunallena dijo...

Enhorabuena Sonia!!!
Al final te vas hacer una especialista en subidas!!!

A de la Mata. dijo...

Sonia, me alegro que hayas quedado satisfecha de tu lucha con las cuestas. Un beso. A de la Mata

Annie dijo...

Cuando en Astorga me comentaste que hacías la segunda etapa, he de reconocer la sana envidia que me diste, ya que esos retos los veo tan lejanos...
Cuando vi que tu duro esfuerzo fue recompensado con el segundo puesto, me alegré muchísimo...
Ya ves que yo son una pobre cofrade sufridora del trote cochinero, con sus modestísimos retos, que busca inspiración en valientes como tú para seguir mejorando... :)
Sonia, mi más sincera enhorabuena!!! Nos vemos en Dragonte!
Un besote (Annie-Ponferrada)

Korrecaminos dijo...

Felicidades Sonia, no tienes techo.

CarLitros dijo...

Muy bien Sonia. No puedo decir otra cosa.

Un beso

Jan dijo...

enhorabuena, sonia, pedazo de carrera en cuesta arriba, si es que cada día vas a mas.

L.A. dijo...

Hola Sonia: Ya sólo te queda correr la tercera etapa en la tercera edición del 2012...
En cuanto me lleguen las fotos te las reenvio (esto no puede quedar así)

Risco dijo...

Bien por esa vuelta tras las vacaciones.

Tábita dijo...

El esfuerzo y la constancia siempre tienen su recompensa. Me alegro de tu gran victoria personal a "las cuestas". Besos

Tania dijo...

Felicidades Sonia!!!
Estoy segura que ahora en adelante buscarás cuestas en tus rodajes!
A seguir así,
bss
Tania

SONIA dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras felicitaciones, las agradezco de corazón. En esta ocasión me gustaría responder a Annie, a la que tengo el placer de saludar en la mayor parte de las carreras a las que acudimos. Yo no sé si soy un ejemplo o no, pero sí sé que con constancia, trabajo y fuerza de voluntad se puede conseguir cualquier cosa. Palabra de alguien que hace poco más de un año era una "pobre cofrade sufridora del trote cochinero":P

Un fuerte abrazo a todos!

Saturnino dijo...

Constancia, trabajo y fuerza de voluntad; que palabras más bonitas.
Enhorabuena por la subida; sabía que era dura, pero también que podrías con ella.
Un beso.

JAVI VEGA dijo...

Hola Sonia, doy fe de que la subida era un puerto de 1ª categoría. Enhorabuena por tu sufrimiento, después de esto a partir de ahora nunca más te quejarás de las cuestas...

SONIA dijo...

Gracias Papá y Javi por vuestras palabras. Me está constando subir cuestas, no termina de gustarme, pero no me rindo; he conseguido subir a un ritmo tranquilo y constante y ahora me toca seguir dándole caña para subir mejor y más rápido. ¡Lo conseguiré!

Un abrazo a todos!

Abe dijo...

Estás en un plan que no hay quién te tosa... 6' de ritmo subiendo ¡¡uuuufffffffffff!!
Enhorabuena y que siga la "luna de miel" con las cuestas ;-)
Un beso!!!!!

Santa Biología dijo...

Enhorabuena máquina!!!! Todo llega, me alegro que haya sido en una carrera tan especial como esta.

Un saludo

Pta: Lástima que nosotros no hayamos podido participar