Carrera de relevos Astorga-Ponferrada: correr y disfrutar

El pasado domingo tuve la oportunidad de participar en una carrera bastante original y divertida, la carrera de relevos entre Astorga y Ponferrada, dividida en cuatro etapas, todas diferentes, que ponían a prueba a los corredores de las más diversas formas. Al final yo me quedé sin equipo, pero no por ello iba a dejar de participar, así que me apunté de forma individual en la última de ellas, desde Molinaseca a Ponferrada, no sin antes disfrutar de toda la carrera desde su comienzo, Astorga.

Allí nos reunimos todos los amigos del Nunca correrás solo para vivir una jornada fantástica. La fiesta comenzaba a las 10 con el primer relevo de mi padre, una media maratón hasta Rabanal del Camino en constante subida, prueba más dura aún si cabe debido a las condiciones meteorológicas. Mientras, en nuestros coches, vamos haciendo el Camino y dando ánimos a los valientes, hasta que en Rabanal dejamos preparado el segundo relevo, el de Amador y Pablo, quienes se enfrentaron a la etapa más dura de todas, llena de fuertes subidas y con la constante compañía del mal tiempo. En Acebo el tercer relevo está preparado; Susana y Mauri serán los encargados de bajar hasta Molinaseca como alma que lleva el diablo. Y al final de ese descenso, los últimos miembros del Nunca velamos armas; Lorenzo, Miguel y yo bajamos el telón en una prueba que, de seguir así, acabará por convertirse en mítica. 

Mi participación no tiene más historia. Sé que me enfrento a algo más de 9 km., que quizás me llueva y que tengo varios repechos por delante que hay que gestionar con mucha cabeza. El Míster se había encargado de hacer bien su trabajo (como siempre) y en mi cabeza sonaba una y otra vez el planteamiento de carrera para este día: correr y disfrutar. Así que, rodeada de varios amigos, da comienzo el último relevo. Busco un ritmo cómodo, el pelotón se aleja y a mi pasito encaro la subida más larga, de algo más de un kilómetro, hasta coronar con unas sensaciones más que aceptables. Después, una bajada que se me hizo eterna hasta llegar a Ponferrada, y mientras, la gente del Nunca va avanzando posiciones y dándonos todo su apoyo. Confieso que voy reservando fuerzas; es lo que tiene no tener marcados los kilómetros, que en realidad uno no sabe a lo que se enfrenta, y así nos encontramos con un repecho nada cómodo y unas cuantas vueltas hasta llegar a meta, interminable premio con la sorpresa de mi amiga Sandra, mi sister, que allí estaba con su familia.


La carrera, muy bien organizada, merece afianzarse en el calendario y convertirse en referente en la provincia. Y por mi parte, haciendo caso al entrenador, corriendo y disfrutando, es como mejor se cumplen años... Así es, hoy, 3 de noviembre de 2010, cumplo dos añitos como runner. Tocaría hacer balance, pero creo que una sonrisa lo dice todo, y sino, como bien dice mi madre, "quién te ha visto y quién te ve".


Lo importante en un día como hoy es mirar hacia delante, hacia lo que ha de venir, hacia un sueño que comienza con un largo camino en el que jamás estaré sola. Y es que, así es la vida, somos sueños de los sueños de otros, y "del mejor palo" solo puede salir la "mejor astilla".

12 comentarios:

Jan dijo...

Si es que a esta Sonia nos la han cambiado...

Buena carrera, sobre todo teniendo en cuenta el fresquito y el viento que hacía el domingo.

Y encima sales en la foto sonriendo ;)

lunallena dijo...

Pues muchas felicidades a seguir corriendo y sobre todo disfrutando.
Esperemos que haya más ediciones de esta carrera ¡¡¡fue genial!!!, da cabida a desarrollar diferentes roles como animadores y corredores, ¡¡¡qué más se puede pedir!!!
Saludos!!!

Caxaira dijo...

Felicidades Sony,se te ve cada vez mejor y con muy buenas sensaciones sobre todo,ese espíritu te llevará lejos.Bonita y original sin duda esa carrera,deberían de fomentarse más.
Y que decir de tu cara de felicidad...buf...pues...que te favorece un montonazo.
Un abrazo.

L.A. dijo...

Sonia, según lo relatas, todo parece "coser y cantar", eso quiere decir algo...¡que disfrutastes!

amador dijo...

Felicidades Sonia, me alegro mucho de que hayas tenido sensaciones tan positivas corriendo, creo que estás siendo víctima de la "adicción" al correr. Un saludo y que dure.

Risco dijo...

Del primer año no digo nada pero en el segundo tu evolución es para estar así de contenta.

Saturnino dijo...

Pues vamos a seguir soñando, que los sueños cuando se persiguen se acaban cumpliendo.
Un beso.

Rafa González dijo...

Pues doble felicidades! Por la carrera y por los dos años! y que sean muchas más carreras y muchos más años!!!!

Santa Biología dijo...

Podemos decir.....¡¡¡¡Sí, yo estuve en el infierno!!!!

Un saludo

PTA: "Un repecho nada cómodo"..¿¿¿???.......¿Conoces alguno cómodo??..jeje..(preséntamelo)

Sandra dijo...

Se cumplió mi intención de q fuera una sorpresa, tú cara me lo demostró. En cuanto a la carrera ibas "sobrá", esta vez SI.
Un besin, sister

Un fondista de Doney dijo...

Felicidades por estos dos años que acabas de cumplir en este mundo que tanto te gusta. Y también felicitarte por la carrera que has realizado, pese a la inclemencia meteorológica, siguiendo la consigna del "correr y disfrutar". La foto, la prueba más evidente.

Un beso.

zahori.13 dijo...

Enhorabuena, es una gran mentalidad esa de correr disfrutando, ¿o es disfrutar corriendo?, bueno da igual, cualquiera de las dos muy, muy buena.

Salu2.