Verbo y Palabra

Me cuesta un montón; el ritmo de 6' no es el mío, y sin embargo será el que lleve en la maratón de Madrid. Instintivamente voy más rápida y tanto Jesús como mi padre insisten en que afloje y empiece a acomodarme a un ritmo que me permita sostener 42 kilómetros y retrasar lo más posible el cansancio. 

De esta forma, el martes L.A. y yo hicimos el clásico entrenamiento suave de una hora por la ribera del Bernesga, conversando y con cierta tranquilidad, aunque me costó un poquito llegar al final con buenas sensaciones. Lo que me esperaba el miércoles ya no fue ninguna broma; un calentamiento lo más tranquilo posible de 25' (a la mínima que me descuido se me van las zapatillas) y luego tres cuestas de 3' cada una, pisando barro a raudales, que me hicieron apretar los dientes y sufrir en el terreno que menos me gusta (hacia arriba). 

El Míster insiste una y otra vez en que es necesario llevar un ritmo mucho más cómodo, que salga tranquila y no vaya más rápido. Él es el Verbo. Y mi padre, que salió por primera vez conmigo el viernes después de su recuperación de Castellón, es la Palabra. Dicho y eso. A los 5' de empezar ya exigió que fuera a su paso, que el ritmo lo llevaba él y que nada de salir en estampida (¡cómo me cuesta!); y como la letra con sangre entra nada mejor que un entrenamiento con cuestecita larga, larga, de por medio para demostrarme que si al final apenas era capaz de ir a 5'50" con cierta decencia, entonces eso quería decir que debía ir más despacio.

Hoy era domingo, día del corredor, y 90' nos esperaban con la compañía de Miguel. Al principio me noté muy fuera de honda, me costaba un poco entrar en juego, y ya iba temiendo una debacle en el Portillín cuando me empecé a encontrar mejor. Nuestro acompañante subió como un avión y yo cogí un ritmo cómodo, acorté zancada, mantuve la respiración a raya e intenté que las pulsaciones se quedaran donde estaban (consejos del Gran Caballero que iba a mi vera), y concentradita en lo que estaba haciendo llegamos arriba para girar hacia los Pinos, un par de subidas más y luego ganar sensaciones y tiempo en una linda bajada con barro, piedras y hielo. Los últimos 15' me costaron un poco e intenté amarrarme al ritmo de mi padre. Al final salió un entrenamiento redondo, 15 kilómetros, ritmo de maratón, ningún dolor en las piernas, tampoco pesadez. Entreno asimilado. Perfecto.

¡FELIZ NAVIDAD!

11 comentarios:

Quique dijo...

Me encanta leer que asimilas así de bien un rodaje de 15 km....bien hecho Sonia.

Felices Fiestas y prospero año 2011
Quique

Siridia dijo...

Felicidades Sonia!!! un rodaje de 15km!!! y tan pinchi!!! esto va sobre ruedas!!!! hoy te habría prestado la sansil de Cistierna, nos trataron como marajás!!!eso sí, a -7º!!!!
un abrazo!!!

Dani dijo...

Bueno, los hay que no sabemos rodar a menos de 6', jajaja. Ojala disfrutaras esos 15 tanto como sufrieras para ir despacio, je. Un besote y ánimo para este 2011 que llega.

Alex dijo...

De esos se trata de ir asimilando la dosis

Sandra dijo...

Espero algún día verte a la salida o a la llegada de entrenamientos como el de ayer. Ya tú sabes.... jajajajaja
Un besito y p'alante. Llegarás lejos!

CarLitros dijo...

Ejemp... ya sabes mi opinión. Si el cuerpo te pide ir a 5'30", deberías entrenar a 5'30". Igual es que el maratón lo tienes que correr más rápido de 6'. ¿Acaso tienes algún indicador fiable de que ese es tu ritmo ideal para esa carrera?

Bueno, de todas formas lo mejor es que sigues sumando y asimilando kilómetros.

Un beso MV.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Asimilando 15 km por los pinos. Gran sesión estás cogiendo una gran forma, espero verte, junto a la Palabra en Getafe

Saturnino dijo...

Sonia vas en el buen camino; tenemos tiempo para asentar y para mejorar, y con el entrenamiento sin prisas todo llegara.
Por cierto, su ritmo hoy por hoy para un maratón no es de 05:30.
Un beso.

Jan dijo...

me encanta leer estos posts, que diferencia con los de hace un año...

besos

More dijo...

Sonia, tienes al lado un buen instructor que te llevara por el buen camino, estoy seguro de que lograras tus retos de este año.

Un abrazo.

Tecolinha dijo...

Enhorabuena, esto tiene muy buena pinta, jeje.
Esa sensación de querer ir más rápido es normal, pero creo que te están entrenando bien.
Tranquila, que si haces series ya tendrás tiempo para ir más rápido, jeje.
Un abrazo.