Fuego a la canoa

Y por fin, después de 10 meses con el objetivo en el punto de mira, llegó la semana de mayor volumen kilométrico, la semana de la supercarga en la que he corrido 71 km, invirtiendo casi 7 horas de mi tiempo y a una media de 5'43".



El martes un rodaje de 10 km a mi ritmo crucero, 5'37", que me dejaba con sensaciones encontradas. En un principio yo pensaba que iba despacito, sobre 6', el cansancio general así me lo decía, pero luego descubrí que a pesar de ello el cuerpo sigue por el mismo raíl.

Las series del miércoles confirmaron mi sospecha. En principio el 3x4000 debía servir para ensayar el ritmo maratón, oscilante entre 6' y 5'30". La primera serie, clavada a 6', me destrozó. No podía correr tan despacio, ese ya no es mi ritmo normal; si hay que correr a 6' el Día D, que sea la carrera quien nos obligue a ello, pero no nosotros. Las otras dos series ya fueron mucho más cómodas, pero aun así hacía muchísimo que no tenía un entreno tan cansado y con la sensación de haberlo pasado mal, de haber sufrido de lo lindo para completar un total de 22 km en casi 2h15'.

El viernes tuve la suerte de tener un entrenamiento a modo de ensayo, por si el Día D le da por hacer calor, que no me pille de sorpresa, porque lo padecí bastante y pasé mucha sed, cosa que no me impidió terminar mis 12,5 km. en 1h10' a... eso es, 5'37".

El sábado pedía a gritos un descanso, pero tengo la mala suerte de que últimamente me debato entre el nerviosismo y la tranquilidad, y ese día tocaba lo primero, es decir, mil millones de cosas en las que ocuparme y no ver el sofá ni por asomo... por favor, pero si hasta cociné y todo. Por lo menos me sirvió para no pensar en el entrenamiento del domingo, un día incierto sobre lo que me esperaba, una auténtica sorpresa orquestada por mi padre.
 
A las 10 iniciamos ruta por donde siempre, subimos Portillín (¡en menos de 7'!) y continuamos por la Sobarriba, recorriendo sus pueblos en una mañana nublada, húmeda, fresca, solitaria: Tendal, Valdefresno, Villaseca, Paradilla... hasta salir al Camino de Santiago paralelo a la carretera de Valladolid. Desde allí, en línea recta, más de 7 km de subida con alguna cuesta que me sacó un poco fuera del paso, aunque no me olvidaré de las palabras de mi padre: "En Mapoma no hay ninguna cuesta tan larga como esta...". Y a la altura de Arcahueja un corredor viene a nuestro encuentro, una figura familiar, un compañero, un amigo, Mauri, quien nos acompaña los últimos km por Puente Castro y la Candamia y nos los hace más amenos. Mi padre va pidiendo tranquilidad y sosiego al final, que no me desboque como un caballo, y para sorpresa mía acabamos 26,5 km en 2h28'50", terminando fuerte, con posibilidad de seguir y seguir y a un ritmo medio, cuestas incluidas, de... eso es, 5'36".

 Fotografía original de Alberto Rosado; diseño de Julio C. Fernández

Quedan 15 días para convertir mi sueño en realidad y a estas alturas el trabajo ya está hecho. Al principio miraba con mucho miedo esta semana, no sabía si podría afrontarla con todas las garantías, si estaría preparada para ello. Hoy tengo la maratón lista para sentencia y me debato entre el entusiasmo por mi mejoría y buen estado de forma y la extraña sensación de que para ese día algo se me escapa... no sé explicarlo, pero tengo el convencimiento de que por muy bien preparado que esté uno siempre surgirá algún imprevisto en carrera, algo que nos pone a prueba. Por eso soy optimista, pero no me olvido del monstruo al que me enfrento; 42 km son 42 km, y yo les tengo mucho respeto. 

21 comentarios:

Jaime N@v dijo...

Fuera los miedos, Sonia... ya lo tienes ahí y veras que bien. Tus entrenos muy buenos.

Rafa González dijo...

Has entrenado muy bien y eso te tiene que tener tranquila. Esa tirada larga es buenísima!!

Dani dijo...

Arf, arf, cuántas cosas morena. Por partes:

Respeto, creo que debemos tenerlo tod@s, quien no le tenga respeto a los 42 es que es un/a inconsciente.

71 kilómetros, te cagas por la patilla (con perdón, que es el blog de una señorita), la semana que más he hecho se ha acercado a los 60 y estaba p'a chope. Felicidades.

Cuestas más largas que el MAPOMA, pues genial. Cada vez estoy más convencido de que cuanto peor lo pases en los entrenamientos, mejor irás durante la carrera. Seguro que te acordarás de esa cuesta cuando las del maratón te las zampes con patatillas.

Bueno, que me enrollo más que tú. Genial la entrada, porque se ve que a pesar de los nervios y las dudas (normales) estás a tope. Un abrazo y un beso enormes, que lo tienes hecho.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Semana perfecta con una tirada final estupenda.

Con respeto pero también con confianza a por Mapoma.

Besos

Abe dijo...

Pues nada ahora toca empezar a volverse "paranoico" con dolores que parecen desaparecen, molestias que nunca se han tenido, miedos a los virus que pululan por el espacio... Hasta que en menos de dos semanas asaltemos el Mapoma, que son dos cimas en una, esperemos tener una buena cordada para ascenderlas ;-)
Besos!!!!!!!!!!

Jan dijo...

5,36.... pero a ver, no ibamos a salir a 6m/km... que me estais asustando... vaya ritmos. Satur, por favor, párala...

si es que vas fenomenal, sonia, que evolución más positiva. Imprevistos seguro que surgirá alguno, pero lo que está claro es que seran menos que si no estuvieras tan bien preparada.

Y sí, ahora toca entrenar con calorcito que como tengamos 25 grados otra vez este año, tocará sufrir...

besos

Maier dijo...

SONIA el maratón es una carrera muy especial.. yo solo te daría un consejo métete en la cabeza de que vas a llegar, pues el trabajo dará sus frutos, pero respétalo..son 42km que dan para mucho.

Korrecaminos dijo...

Dudas normales a estas alturas, si no existieran algo se estaría haciendo mal. Para despejarlas queda muy muy poco.

Un beso.

Raúl dijo...

Tus sensaciones son parecidas a las mías. Estamos bien preparados pero siempre con la intranquilidad de si será suficiente para conseguirlo. Cuanto más se acerca el día más voy quitando los miedos (que no el respeto), haz tú lo mismo; a por el último esfuerzo que no queda nada. ÁNIMO

Alex dijo...

Te veo físicamente bien y mentalmente mejor, esto es maratón y además el de Madrid y tú lo afrontas preparada y con respeto,como debe de ser

Saturnino dijo...

Quién va a una maratón sin repetarla tiene muchas opciones de quedarse tirado; ese cosquilleo, esa intranquilidad la tendrás hasta el último momento, la tendrás durante la carrera, es inevitable, y creo que necesario, ya estas viviendo la maratón; pero tienes una buena base, sabes y estas preparada para sufrir (si fuese necesario), teniamos pensado ir a 6´ de salida y ahora vamos a rodar a 5´30´´; y si te sirve de ayuda si no te viese bien no te dejaría ir.
Un beso.

RA dijo...

No se te escapa nada, lo tienes todo bien atado. En Maratón por bien preparada que estés vas a sufrir, si cuentas con ello tendrás éxito asegurado.
Tiradas largas hay cada domingo, Maratones solo unos pocos, a disfrutarlo que es una fiesta (muy jodida, es verdad).

Carles Aguilar dijo...

La base fundamental de tu actitud es que tengas confianza en tus posibilidades... Por lo que he leído has hecho una preparación metódica y con sentido común... Y eso unido a la experiencia de Saturnino estoy convencido que va a ser para ti toda un garantía... Mantén ese optimismo y recuerda que, a pesar de todo, el Maratón lo vas a correr con tus propias piernas y con tu mente.. Saludos...

Grimo runner dijo...

Después de todo el trabajo el miedo no puede existir como dices, el respeto desde el principio hasta el final, con eso llegada a meta feliz y contenta. Te puedo asegurar que preparar un maraton es muchísimo más duro que correrlo. Un beso.

eltriclinium dijo...

Digan lo que digan, yo que debuto también estoy acongojadillo
Nos vemos el 17
JUAN

eltriclinium dijo...

Digan lo que digan, yo que debuto también estoy acongojadillo
Nos vemos el 17
JUAN

eltriclinium dijo...

Digan lo que digan, yo que debuto también estoy acongojadillo
Nos vemos el 17
JUAN

eltriclinium dijo...

Digan lo que digan, yo que debuto también estoy acongojadillo
Nos vemos el 17
JUAN

A de la Mata. dijo...

Sonia: Con el convencimiento y la preparacion que tienes, haras un buen papel. Todas las dudas e imprevistos, cuando enfiles Castellana arriba, se desvaneceran y solo estaras centrada en conseguir el objetivo. Te mandamos mucha fuerza. Cuidate.

Jaal, Corredor Incierto dijo...

Surgirá algún imprevisto y lo superarás. Vas como un tiro. Créetelo.

Saludos desde La Elipa

Pepemillas dijo...

Sí Sonia, este año se vuelven las tornas. Tú a Mapoma de cabeza y yo, a la peque de 10K.

Y es porque...

Porque usted ya no es la Sonia renqueante con la que yo corrí en Getafe aquel año... Usted es ahora una gacela que apunta muy pero que muy alto. Ahora gastarás más en zapatillas que yo, jajajaja...

Sí, es usted una gacela muy respetable. ¡Y encima de León! ¡Casi ná!

Y uno... pues hace lo que puede... Pero yo sé quién me está esperando. Mapoma 2012. Esa es quien me espera. (A lo mejor es que las mías son las pares ;-))

Pero ahora en serio, te veo pero que muy bien. Muy segura, muy fuerte. Va a ser tu Mapoma. Lo tienes en las piernas. Lo veo.

Un besote, Sonia.