Crónica de una guerrera, un regreso y una batalla

Cuentan las leyendas que cierta guerrera, de nombre Llarín, regresó de más allá del mar, donde vivió entre nativos recorriendo caminos imposibles que serpentean por montañas pobladas de brumas, donde atravesó ríos y navegó por lagos, donde visitó las ruinas de aquellos hijos del Sol y la Madre Tierra, aquellas calles coloniales donde aún perduran los vestigios de un tiempo detenido para siempre. Cuentan esas mismas leyendas que la guerrera llegó con el espíritu cambiado y el cuerpo muy cansado, y que rápidamente emprendió la aventura de la II Media Maratón de León, donde se colocó en la línea de salida llena de incertidumbre.


Los cronistas afirman que buscaba su más alto poder de concentración y la música silbaba en sus oídos como por arte de magia. Y a las 10:30 h., según está registrado en las crónicas, dio comienzo su batalla, una lucha contra sí misma y las circunstancias que jugaban en su contra. Los primeros kilómetros fue encontrando su paso y adelantando corredores en una caza continua hasta alcanzar a una guerrera amiga, Beatriz, también en plena lucha contra sí misma, y así sus pasos lentos, rítmicos y seguros las fueron alejando en el nacimiento de una gesta que sólo las pertenecía a ellas.

Señalan los cronistas que la guerrera tuvo un momento de duda a partir del kilómetro 7, cuando la lastimada cadera le hizo levantar el paso como en aquella otra batalla que perdió, y cuando su rodilla izquierda amenazó con romperse Llarín se sumió en un estado de verdadero pánico ante la seria recomendación de parar y abandonar, otra vez, y la fuerza interior que la empujaba a seguir. Pero cuentan los cronistas que en su cabeza sólo martilleaban unas frases: "No me hagas esto... Dame una oportunidad, por favor, sólo una...", hasta que el dolor remitió y pudo continuar consciente de encontrarse en el débil equilibrio de sucumbir o morir en el intento. Ella ya sabía...

Y así se sucedieron los kilómetros, y la guerrera buscaba con su mirada entre el gentío, anhelaba algo que la reconfortase, un aliento que la impulsara a dar un paso detrás de otro... y allí, ante la Pulchra Leonina, escuchó su nombre varias veces repetido, y su ánimo creció y se alimentó gracias a un Binomio y una Muchachita, gracias a los eternos acompañantes del Nunca (Esther y Angelillo) y gracias al calor maternal, quien la empujó a seguir, a no abandonar, a continuar en pie hasta el final...


Cuentan los cronistas que Llarín sólo pensaba, emulando a un guerrero legendario, de nombre CarLitros en una de las mejores gestas jamás conocidas, y sólo se concentraba en seguir, en dar un paso y otro, en alcanzar al siguiente corredor, en llegar al km. 15, hasta que lo alcanzó. Y entonces la carrera fue otra, porque la guerrera sabía... sabía que no abandonaría, pero sin embargo sabía que la empresa requeriría el mayor esfuerzo realizado nunca en su vida, aquel que la llevaría al límite en el km. 19. 

Y llegó. Y el mundo se oscureció. Y las fuerzas la abandonaron. Y le era imposible dar un solo paso más. Y le aterraba la idea de tener que abandonar tan cerca del final. Y fue en ese momento, cuentan los cronistas, en que la fuerza ancestral que todo ser humano lleva en su interior la empujó todos y cada uno de esos pasos oscuros hasta que el guerrero legendario por excelencia, el fiel caballero, de nombre Saturnino, acudió en su rescate mientras la guerrera comenzaba a llorar víctima de mil sensaciones encontradas. Y el caballero le ofreció su paso, y calmó su espíritu convulso, y la tranquilizó recordándole que era su último kilómetro, el de disfrutar, el de alcanzar la gloria... "Estos aplausos son tuyos... yo los recibí antes"... Y allí estaban sus últimos cien metros en un campo de batalla de sobra conocido, allí estaba la recompensa, la meta. Y la guerrera Llarín, escoltada por el caballero, recorrió entre lágrimas aquellos metros, hasta que el cronómetro dictó sentencia en 2h16'41'' de puro sufrimiento. Y entonces las lágrimas se tornaron en un llanto incesante porque la gloria era suya. Al fin.

37 comentarios:

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Muy emotiva crónica, muchas felicidades por ese logro que es todo tuyo.

Da gusto verte llegar, esta vez nada ha podido contigo.

Besos

CarLitros dijo...

Me has emocionado mucho con la crónica y con la mención...

No sé qué más decir salvo darte una más que merecida enhorabuena.

Un beso muy grande Medio Vecina.

Risco dijo...

Felicidades y bienvenida a la vez.
Disfruta de lo conseguido y descansa.

Fer Panama dijo...

Esta vez la guerrera se impuso a todas las adversidades. Enhorabuena Sonia, y mucho ánimo para el futuro.

FER de Panamá

Saturnino dijo...

Lágrimas de victoria, de haber vencido a tus miedos; a partir de ahora en los momentos malos recuerda esta gesta y hazte fuerte.
Un beso.

Carlos dijo...

Enhorabuena Llarín. Emocionante crónica. En tu situación, bastante hiciste con ser de la partida, la mayoría hubieran renunciado de antemano. Te tocó sufrir y saborear, (otra vez), la cara amarga de este deporte, pero como dice mi amigo Lander, somos unos suertudos al poder siquiera hacer eso.

Ahora recupérate, agradece a tu paladín la ayuda en tan mal momento, y a seguir en la brecha.

Un abrazo. ;-)

PD. No soy capaz de encontrar una referencia certera de Llarín... ¿Apellido familiar?, ¿homenaje a algún artista así llamado?

gargar dijo...

Formidable luchadora!!!! No hay nada más que decir, la crónica lo dice todo por sí misma, me ha encantado leerla y poder correr a tu lado mientras lo hacía.

Un saludo.

P.D: lo que no nos destruye nos hace más fuertes.

Tecolinha dijo...

... y fue así como su gesta pasó de boca en boca, de alma a alma, y llenó los corazones de los que de ella tuvieron noticia. Así, las luchas compartidas se convierten en victorias y escriben páginas eternas.
Felicidades.

Jan dijo...

ole, ole, ole... esa es la sonia que todos queríamos ver. Has podido con tus fantasmas y venciste a todos los dragones.Enhorabuena

Ya nos contarás tu viaje más tranquilamente

Besos

Jaime N@v dijo...

Muy bonito, que gran guerrera!!...
Enhorabuena!!

Davide dijo...

¡¡Esto sí que ha sido una batalla y no la de Las Termópilas!!

Después del viaje y del machacón que te habrás metido por las Américas lo que has hecho tiene un mérito muy grande.

Antes de empezar la carrera te vi en el pabellón del Hipánico y quería saludarte pero entre que estabas con el "Orange Team" y que yo no soy muy lanzado para estas cosas pues todo quedó en la intención... ¡Soy un cobarde! :)

Ahora a recuperarse y a preparar la próxima batalla.

Un saludo y enhorabuena.

juan dijo...

El sufrimiento hace más dulce la victoria
Disfrútalo
JUAN

Carlosgbg dijo...

Muy buena y bonita crónica. Una autentica hazaña con final feliz. Me alegro de que consiguieras tu objetivo. Por cierto enhorabuena por el blog es muy chulo.
Un saludo!

Víctor N. dijo...

Hola Sonia, bienvenida y enhorabuena por la gesta conseguida.

Ahora toca descansar e ir perfilando la siguiente batalla.

Un saludo valiente.

biciatleta25 dijo...

Hermosa Llarín, como no podía ser de otra manera vencistes a tus fantasmas. Has venido con las fuerzas renovadas me alegro muchísimo.
Bonita entrada.

Un beso.

RA dijo...

Has descrito con exactitud la esencia del corredor, saber que no se va a abandonar y darse cuenta en ese momento que ello supondrá hacer un esfuerzo que nos llevará al límite.

El (Corredor) Escoba dijo...

Enhorabuena, por el logro conseguido como por la crónica.
..a por la siguiente
Un saludo

Santa Biología dijo...

Joder Sonia........!!!!!

Me has hecho pringar el moco, y no es broma, mira.....jo, gracias por la crónia.

Bueno y que tal el viaje??

Abe dijo...

Felicidades Sonia por esa fuerza para superar las adversidades ;D
La verdad que me enorgullece llevar la misma camiseta que "guerreras" tan audaces ;D
Un besazo¡¡¡¡¡

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Y pasó a la leyenda por su valentía, pues nunca se habló de los cobardes. Me encantó esta crónica.

Sandra dijo...

Estás a tope, sister. No esperaba menos de ti... yo me tuve q conformar con dar mis ánimos en la salida.
Muy buena la primera foto de la crónica, el sábado repetimos (jsjsjs)
Un besin

Quique dijo...

Que gran entrada Sonia...haces que tus palabras te trasladen al mismo recorrido de la carrera....

Lo conseguiste y llegaste a meta, enhorabuena por tu fuerza de voluntad y no tirar la toalla....

Un saludo
Quique

Alex dijo...

Bienvenida y felicidades, te lo merecías: Recuerdo tu anterior y negativa experiencia, lo has conseguido. La próxima no sufras tanto que nos tenías en un "ay". No se puede contar mejor, me ha encantado la crónica.

Ángel dijo...

Enhorabuena Sonia, venciste de nuevo a tu dragón. Ahora a recuperar y seguir entrenando para derribar muros más altos.

Abrazos.

Tania dijo...

Enhorabuena guerrera, luchaste y ganaste, estas batallas son las que quedan para siempre en los recuerdos.

Me alegro que lo hayas pasado bien en tu viaje, ahora toca descansar que te lo mereces campeona!
bss
Tania

Rafa González dijo...

Enhorabuena! Gran y emotiva crónica. Te comiste con sufrimiento al "león"...

A de la Mata. dijo...

Muy bien Sonia. Bonito relato de la media. Admiro tu capacidad de sufrimiento. Pero las secuelas que te pueda dejar el mal trago, se te notan poco, al finalizar. La verdad, te vi muy entera, en las gradas del Hispánico. Sería por la recompensa de atravesar la línea de meta. Cuidate, descansa y recupérate. Un abrazo. A de la Mata.

Beatriz dijo...

Enhorabuena guerrera por la carrera y por la crónica tan emocionante. Todavía tengo un nudo en el estómago. Gracias por compartir conmigo ese kilómetro y gracias de nuevo por prestarme la camiseta. Creo que me contagió tu espíritu de lucha y tu capacidad de sufrimiento y me ayudó a llegar a la meta.
Un fuerte abrazo de "la otra guerrera".

Un fondista de Doney dijo...

Todos los elogios y reconocimientos para ti. Presentarte en la linea de salida con los antecedentes conocidos y terminarla, es digno de admiración. Sólo los, en este caso la, luchadora como tu pueden llevar a cabo estos logros. Mi más sincera felicitación.

Un beso.

Grimo runner dijo...

Te dije que lo conseguirías, enhorabuena. Un beso.

SONIA dijo...

Olga y Alfonso: muchas gracias. Luego me enteré que fuiste a la quedada y que sales en la foto, no lo sabía, jeje, qué fallo, me hubiera presentado personalmente:P

CarLitros: recordar tu gesta en SS me ayudó en mi particular batalla hasta extremos insospechados. Aquella maratón me marcó, y ahora sé lo que viviste.

Risco y Fer Panamá: muchísimas gracias!!

Saturnino: sin duda esta Media marca un antes y un después, porque sé qué límite de sufrimiento puedo soportar. Pero llegar de nuevo a meta contigo en la Media de nuestra ciudad, eso no tiene precio.

Carlos: no hay experiencia de la que no se aprenda algo, y esta en concreto es muy importante. No creo que encuentres referencias sobre Llarín, porque es mi pseudónimo literario, por decirlo de alguna manera, lo creé yo:P

gargar: me alegro de que te gustara la crónica, una batalla de la que salgo fortalecida:P

Tecolinha: ains, me ha emocionado tu comentario, jsjsjs. Muchas gracias!!

Jan: jeje, gracias! Esta Media supone un salto más en mi barrera psicológica. Y cierto, ahora os tengo que contar cómo fue mi viaje:P

Jaime: muchísimas gracias!!

Davide: una batalla que me costó mucho vencer... ¡pero lo hice! Y tú también, aunque la próxima vez ten la decencia de venir a saludarme hombre, que hasta la fecha no me he comido a nadie:P

Juan: victoria conseguida a base de sudor y lágrimas, y eso la engrandece:P

Carlosgbg: muchas gracias, me alegro que te gustara la crónica. Bienvenido al blog y ánimo con ese rotuliano!

Víctor N.: sin duda tengo la moral por las nubes; si me descuido me veo en mil batallas más, pero hay que ser prudente y descansar.

biciatleta25: con los ánimos y las fuerzas renovadas, no podía ser de otra manera:P Gracias!

RA: ser consciente de eso fue un alivio y una tortura al mismo tiempo, lo más difícil a lo que me he enfrentado.

Corredor escoba: muchas gracias y bienvenido al blog!

Santa Biología: jeje, de verdad que no era mi intención, pero aun así me halaga que te emocionara la crónica hasta ese punto.
El viaje fue, sencillamente, ma-ra-vi-llo-so, pero eso merece un capítulo a parte:P

Abe: hemos elegido muy bien el nombre de nuestro Club, su lema es una inyección de moral que te ayuda a salir de los malos momentos. Somos una piña y eso se nota también al correr:P

Gregorio: muchísimas gracias!!!

Sister! Me hizo mucha ilusión que fueras a verme antes de la salida, tus ánimos contribuyeron sin duda al éxito. El sábado última etapa del camino, y éste lo recorremos juntas!

Quique: muchísimas gracias!! Me alegro de que te gustara la crónica:P

Carmen dijo...

Enhorabuena, por finalizar la Media y por tu emotiva crónica que como mujer corredora entiendo muy bien.
Me gusta tu blog.

Pepemillas dijo...

¡Sonia! ¿Tú sabes lo que me alegro de volver a verte?

Por tres cosas: por tu regreso a lo grande, por ese triunfo que equivale al final de tu largo tunel, y por entrar en meta sonriente como se te ve. Aunque la procesión fuera por dentro. Una buena guerrera no deja al descubierto sus debilidades.

Además, escoltada por semejante caballero, no era difícil.

Felicidades, enhorabuena y...
¡¡¡ Bienvenida !!!

Abrazos.

Pepemillas dijo...

Y la crónica fantástica. Emotiva - aunque ya esté dicho -, y de las que enganchan hasta el final.

SONIA dijo...

Alex: no todo tenía que ser negativo, jeje, lo pasé muy mal, pero llegué, espero que la próxima vez no sea tan agónico, jeje:P

Ángel: ¡y menudo dragón! Esta Media me da más moral para superar los muros que quedan por delante, pero junto contigo y el resto de compañeros del Nunca las cosas serán más sencillas.

Tania: tienes toda la razón, gestas como esta son difíciles de olvidar y además ayudan para afrontar el camino. ¡Y ahora a descansar!

Rafa: y por poco me empacho, jsjsjs. Muchas gracias!

Ángel de la Mata: me podía más la satisfacción de haberlo conseguido que el regusto del mal rato que pasé, por estaba contenta, jsjsjs.

Beatriz: la enhorabuena te la tengo que dar yo a ti por el carrerón que hiciste. Mi intención era seguir contigo cuando te alcancé, pero según te vi ya noté que íbamos a librar una dura batalla por separado. En realidad hicimos honor al nombre de nuestro Club:P

Doneyano: muchísimas gracias. Parte del éxito es tuyo, ya lo sabes, sin tu apoyo incondicional las cosas son más difíciles:P ¡Y enhorabuena por tu marca personal!

Grimo: muchos estábais más convencidos que yo, jeje. Gracias por la confianza depositada!

Carmen: me alegra saber que te has sentido identificada con la crónica, y también que completaste una buena carrera:P ¡Bienvenida a mi blog!

Pepemillas: con recibimientos así da gusto volver a casa, jsjsjs. ¿Sabes que cuando pasé por el km 12 me acordé de ti, de Getafe y de las ganas de seguir hacia delante? Esta vez no iba a poder conmigo, ¡claro que no!

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. ¡Un abrazo!

iñaki dijo...

Qué emocionante y bien escrito. Un placer leerte aunque casi se sufre pensando en cómo lo pasaste. Enhorabuena y adelante.

PIRI dijo...

Hola he descubierto tu blog hace poquito( soy Alvaro), y leo alguna de tus entradas, esta sencillamente es fantastica, desde aqui mi admiracion por ti, por tu capacidad de lucha, de superacion por amor por el sacrificio y por tu facilidad para plasmarlo en este blog, desde aqui te saluda una persona que sin conocerte te admira.